Como clasificar y tratar los Hemangiomas infantiles

Valora este artículo
[Total: 1    Average: 5/5]

hemangioma plano   Hemangiomas infantiles, clasificación y tratamiento

Afecta al 4-5% de la población, es el tumor benigno mas frecuente en la infancia, mas frecuente en niñas, blancas también en prematuros y niños de bajo peso al nacer. El 30% de estos niños tendrán mas de un hemangioma y un 3% de estos tendrán más de 6 hemangiomas.

Si quieres más información general sobre los hemangiomas clica aquí, ahora nos preocuparemos de su clasificación y tratamiento

Clasificación de los hemangiomas

Los hemangiomas se clasifican según la profundidad de los vasos afectados pueden ser superficiales, profundos o mixtos y según la forma y según la distribución pueden ser focales o localizados, segmentarios, indeterminados o multifocales.

Según esta clasificación puede estar indicado realizar exploraciones complementarias, por ejemplo, en niños con menos de 4 hemangiomas no se han encontrado en la ecografía abdominal hemangiomas hepáticos, pero si se han encontrado en un 16% de los casos en niños con más de 5 hemangiomas.

En caso de hemangiomas craneofacial, puede estar indicado una revisión oftalmológica un ecocardiograma, un estudio de la función tiroidea y una evaluación neurológica.

En el caso de un hemangioma indeterminado lumbosacro puede estar indicada una ecografía abdominal, una exploración de genitales, una ecografía de columna vertebral lumbar incluso una resonancia de la misma.

En el caso de que hemangioma afecte al cuello puede estar indicado una resonancia magnética de la zona del cuello y zona superior del tórax para verificar el buen estado de las vías aéreas.

 

Tratamiento de los hemangiomas

Los hemangiomas se tratan según su localización:

  • cara central y/o orejas, que pueden desfigurar la cara, o relacionarse con otras anomalías estructurales.
  • pecho (en niñas), que pueden afectar a la glándula mamaria.
  • línea media lumbo sacra, que pueden asociarse a anomalías lumbares.
  • tamaño, superior a 4 cm que pueden presentar riesgo de ulceración y sangrado
  • numero total de hemangiomas mayor de 5 que pueden relacionar se con hemangiomas hepáticos

criterios todos ellos que relacionados con los riesgos y las molestias o dificultades futuras que pueden representar estos hemangiomas en la vida del niño.

El tratamiento, vía sistémico oral, suele iniciarse entre las 5 semanas y 5 meses de vida, (edad corregida en el caso de tratarse de prematuros) requiere una exploración clínica completa para descartar problemas cardiovasculares y respiratorios. Se inicia con dosis bajas de medicamento que va incrementándose semanalmente hasta llegar a la dosis recomendada y se mantiene durante 6 meses, pero requiere un control clínico por parte del pediatra, en ocasiones precisa un reajuste de las dosis, así mismo en alguna ocasión puede prolongarse más allá de los 12 meses.

También existe la posibilidad de realizar un tratamiento tópico o local para los hemangiomas pequeños y superficiales, que viene siendo utilizado desde hace ya una década.

Conclusión:

La actitud ante los hemangiomas no puede generalizarse, es importante tipificarlos bien según su profundidad, extensión y numero, para realizar las exploraciones complementarias que estén indicadas en cada caso. El tratamiento será sistémico o local, pero siempre supervisado por un profesional cualificado

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO