¿Qué es el Post COVID, Long COVID, o Covid-19 persistente?

Valora este artículo
[Total: 0    Average: 0/5]

coronavirus-5091110_640  Se trata de niños enfermos por coronavirus que se curan, pero no se recuperan

Todos aquellos pacientes que después de haber tenido la infección por SARS-Cov-2 presentan sintomatología nueva persistente mas allá de las 4-12 semanas de la infección.

Generalmente pacientes con un cuadro leve-moderado de la enfermedad que no justifica la sintomatología por secuelas de la infección.

A veces no hay confirmación microbiológica. No hay disponibilidad de PCR/PCR negativa/serología negativa.

De los casos estudiados y publicados actualmente:

-20% de los síntomas a las 5 semanas y 10% mas allá de las 12 semanas

-20% de los síntomas a las 5 semanas

-54% de los pacientes persisten con síntomas a los 2 meses de la infección

-53% mínimo 1 síntoma a los 125 días de la infección 20% >=3 síntomas

-35,7% tenía 1 o2 síntomas 22,5% 3 o más síntomas

De los 1834 casos descritos el 79% son mujeres con una media de 43 años.

 

¿Qué síntomas presentan las personas afectadas? A continuación, se listan los 20 síntomas principales, pero el enfermo presenta algunos de ellos.

  • Cansancio/astenia
  • Mal estar general
  • Dolores de cabeza
  • Bajo estado de animo
  • Dolores musculares
  • Falta de aire (disnea)
  • Dolores articulares
  • Falta de concentración/ déficit de atención
  • Dolor de espalda
  • Presión en el pecho
  • Ansiedad
  • Febrícula
  • Tos
  • Fallos de memoria
  • Dolor en el cuello en las cervicales
  • Diarrea
  • Dolor torácico
  • Palpitaciones
  • Mareos
  • Hormigueo en las extremidades

 

¿A quién afecta?

Del perfil de los afectados por edades es el siguiente:

  • De menos de 7 años de edad 0,2%
  • De menos de 14 años 0,7%
  • De 36-50 años el 50% de la muestra
  • De 50-64 años 5,5% de la muestra
  • De más de 65ª 2% de la muestra

 

¿Cómo lo diagnosticamos?

Es difícil pues los síntomas son difíciles de medir, y las exploraciones complementarias muchas veces son normales, no hay unos marcadores específicos de seguimiento. Hay un desconocimiento y poca experiencia por parte de los profesionales.

En principio todo niño adolescente que renuncia a sus actividades lúdicas que siempre han sido de su interés, tiene que ser tenido en cuenta.

Por tanto, el diagnostico requiere una buena historia clínica que relate los síntomas y su evolución. Una serie de cuestionarios que objetiven la fatiga, la calidad de vida, la salud mental, la calidad de sueño, el rendimiento cognitivo. Junto con una exploración física completa que descarte otras causas. Una analítica general que incluya un estado nutricional y función tiroidea. Un electrocardiograma, radiografía de tórax y espirometría para estudiar la función pulmonar.

 

¿Cuál es la evolución?

Se desconoce, pero se espera que el tratamiento de sus síntomas mejore progresivamente

¿Hay tratamiento?

El tratamiento de estos niños y adolescentes debe incluir rehabilitación muy progresiva y guiada, tanto muscular como respiratoria para mejorar su fatiga y sus síntomas respiratorios. También rehabilitación neurocognitiva progresiva pues muchos de ellos presentan test de salud mental patológicos, hay que solicitar la colaboración de las escuelas. Un cuidado cercano del estado nutricional

Un 43% de estos niños no pueden ir al colegio

Un 90% no pueden hacer sus actividades extraescolares que antes realizaban con normalidad e ilusión.

La repercusión de la niebla mental que refieren es:

– Problemas de concentración (atención sostenida)

– Disminución de la capacidad de memoria verbal y de memoria de trabajo.

– Reducción de la velocidad de procesamiento

– Dificultades ejecutivas

 

¿Qué sabemos?

Sabemos poco:

  • Se debe a una respuesta inadecuada del sistema inmune, a una persistencia viral, a alguna sustancia, a una lesión tisular del sistema vascular, del nervioso, del tejido muscular.
  • Hay pocos estudios y pocas publicaciones científicas en las que basarse, se trata de algo nuevo

Conclusiones:

Estamos ante una nueva enfermedad de la que se desconoce prácticamente todo y que incapacita de manera importante a nivel personal, escolar, social, laboral a quien la padece.

Los que mas la conocen son los que la padecen por lo que es importante escucharlos y dar validez a sus experiencias

El tratamiento es multidisciplinar y personalizado.

Los niños han sido tenidos poco en cuenta en esta pandemia por el curso más leve de sus síntomas en relación a los adultos.

Cada vez es mas evidente que las medidas restrictivas destinadas a limitar la pandemia están teniendo consecuencias de impacto significativo en la salud mental de niños y adolescentes.

La infancia es un periodo delicado y fundamental de la vida, critico para la adquisición del desarrollo social, conductual y educativo.

El SARS-COV-2 puede tener síntomas a largo plazo en los niños, incluso en aquello que han sido asintomáticos o han presentado una sintomatología muy leve.

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO