COVID19 EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Valora este artículo
[Total: 9    Average: 4.8/5]

coronavirus attacking lung with severe pneumonia disintegrating it, leading to death  ¿En qué medida se afectan los niños con esta infección?   doctor examining little girl

Con la experiencia acumulada hasta el momento, podemos afirmar que, aunque la carga viral en la nasofaringe de niños y adultos es similar, incluso algo mayor en niños, éstos se afectan menos que los adultos: comportan un porcentaje pequeño de todos los casos confirmados (alrededor del 5%), y los que se confirman tienen una menor hospitalización (3% aproximadamente de todos los niños que son positivos).

¿Por qué su afectación es menor?

Aunque no se sabe a ciencia cierta, una hipótesis apunta a que la respuesta inmune innata de los pequeños es más fuerte contra la infección, pero produce menor inflamación. Los casos graves en adultos suelen ser secundarios a la inflamación tan importante que generan contra la infección y que acaba afectando a sus propios órganos, con elevada mortalidad cuando esto sucede.

Se ha propuesto también la hipótesis de la interferencia con otros virus y bacterias que suelen estar presentes en la vía respiratoria superior del niño. Además, se presupone que la menor expresión de receptores ACE2 en niños, hace que el virus sea menos invasivo en ellos.

El hecho de que los niños tengan menos patologías de base de media que los adultos, y un sistema vascular joven y sano, también influye en su mejor pronóstico.

¿Cómo transmiten los niños el virus?

transmisión

 

Cada vez es más evidente que la transmisión entre niños es menor que entre adultos o adultos a niños, sobre todo cuando hablamos de niños pequeños. Por eso cuando se obtiene una PCR positiva para SARS-CoV-2 en niños pequeños, esto no significa una capacidad importante de infectar a otros.  No es igual para niños mayores y adolescentes, que sí tienen una capacidad de infectar similar a los adultos.

En general se ha visto que, dentro de las familias, muy pocas veces el que ha introducido el virus en algún familiar ha sido un niño, la mayoría de veces sucede a la inversa, los niños se contagian en sus domicilios a partir de los adultos. Aún así la transmisión está alrededor del 17% de infección en un familiar a partir de otro familiar conviviente positivo, que casi siempre es un adulto.

La transmisión a los recién nacidos desde la madre, casi nunca se produce durante el embarazo o parto, sino que suele producirse después del nacimiento, por el contacto estrecho con la madre.

¿Qué síntomas suelen presentar los niños?

La mitad de ellos serán asintomáticos, detectados en cribados poblacionales o estudiados por tener un contacto estrecho que es positivo. También en gran número tendrán una infección vírica leve que se resolverá espontáneamente sin complicaciones, muchas veces se presentará como un cuadro catarral con fiebre o gripal leve.

Después de un período de incubación de entre 2 y 14 días, pueden aparecer (de más frecuente a menos frecuente):

  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Dolor al tragar
  • Vómitos
  • Dolor muscular
  • Dolor abdominal
  • Mucosidad
  • Dificultad respiratoria
  • Pérdida de gusto u olfato (más típico de niños mayores)
  • Complicaciones neurológicas (suelen ser secundarias a otros órganos afectados, trastorno de líquidos y electrolitos, o por fármacos administrados)
  • Erupciones: similares a los sabañones, con mala circulación en manos y pies, o bien erupciones generalizadas en forma de granitos, urticaria o vesículas (similar a la varicela).
  • En recién nacidos: fiebre, somnolencia, mocos, tos, dificultad respiratoria, vómitos o diarrea y rechazo del alimento.

Solo unos pocos desarrollarán las formas más graves de la enfermedad, la neumonía grave o el síndrome de distrés respiratorio agudo afectando al sistema respiratorio, o bien una respuesta inflamatoria multisistémica asociada al coronavirus (MIS-C, similar al Síndrome de Kawasaki o al shock tóxico), una cetoacidosis diabética (debut de una diabetes, que es una emergencia médica) u otras complicaciones como la invaginación intestinal. Las manifestaciones graves son más propias de niños con enfermedades complejas de base como:

  • Trastornos genéticos
  • Trastornos neurológicos
  • Trastornos metabólicos
  • Cardiopatía congénita
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Asma y enfermedad crónica pulmonar
  • Anemia drepanocítica
  • Inmunosupresión

En una revisión de 7480 niños infectados, se produjo un 0,08% de mortalidad (6 casos).

¿Cómo se diagnostica la infección en niños?

Pediatrician taking nasal mucus test sample

Al igual que en adultos existen diferentes métodos posibles: PCR, test rápido de antígenos o serologías en busca de anticuerpos contra el virus.

En cuanto a la PCR (Reacción en cadena de la polimerasa), se puede obtener por frotis nasofaríngeo y orofaríngeo, que es el más ampliamente utilizado en adultos, pero también por frotis nasal (más usado en estudio de contactos escolares), aspirado nasofaríngeo o saliva.

¿Necesitan tratamiento los niños con infección por SARS-CoV-2?

La mayoría de ellos no requieren tratamiento específico, y solo los más graves recibirán tratamiento contra el virus, con similitudes respecto al tratamiento en adultos.

¿Qué pronóstico tendrá un niño infectado por SARS-CoV-2?

pronóstico

Como se puede deducir de todo lo anterior, la inmensa mayoría de niños previamente sanos tendrá un pronóstico excelente, que en caso de llegar a presentar síntomas se resolverán espontáneamente en pocos días. No se puede generalizar un pronóstico en niños con enfermedades graves de base, ya que en algunos de ellos se presentará una evolución desfavorable en función del estado previo del niño y su respuesta inmunitaria e inflamatoria.

¿Es recomendable llevar a los niños al colegio en época de pandemia?

cole y covid

En este caso, dada la baja transmisión entre niños, o de niños a adultos, parece seguro que los niños, incluso aquellos que conviven con familiares de riesgo sigan asistiendo a clase de forma presencial. De todas formas, la única forma de poder asistir al colegio con el menor riesgo posible es mantener las medidas generales de seguridad: mantener distancia, lavado frecuente de manos y uso de mascarilla si no se puede asegurar la distancia de seguridad. Es importante que las aulas se mantengan bien ventiladas y se minimicen el número de contactos estrechos entre los estudiantes (grupos burbuja).

En niños con enfermedades de riesgo para COVID19 grave debe individualizarse la recomendación, y será importante consultar con el especialista que lleva al niño en cada caso, para que pueda estimarse mejor el riesgo, establecer una recomendación personalizada o adaptar algunas de las medidas generales, al caso en concreto.

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO