DESARROLLO DEL BEBÉ: LO QUE ES Y LO QUE NO ES NORMAL

Valora este artículo
[Total: 1    Average: 5/5]

portada  Los bebés y los niños de hasta 5 años van madurando y desarrollando capacidades rápidamente. Los papás muchas veces os preguntáis si es normal lo que ya sabe hacer el niño, o que aún no sepa hacer algo, cómo se comunica o cómo se relaciona con los demás.

Muchas veces la única herramienta de la que se dispone, para hacerse una idea de si su desarrollo es normal, es comparar a los niños con hermanos u otros niños de su edad. Pero comparar a los niños es peligroso, ya que la normalidad no es algo “rígido”, existe un rango de capacidades, de conductas, de habilidades o de formas de relacionarse que pueden considerarse no patológicas. Esto crea una gran diversidad en los niños, sin que exista motivo por el que preocuparse.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE IDENTIFICAR SI LO QUE HACE EL BEBÉ ES NORMAL?

Porque hay patologías que se pueden solucionar, o mitigar sus consecuencias, cuando identificamos precozmente que existe algún problema en el desarrollo. Cuanto antes detectemos el problema, antes podremos actuar y mayor repercusión se verá a largo plazo, en el funcionamiento futuro del niño/adulto.

desarrollo

¿CUÁNDO HABLAMOS DE RETRASO PSICOMOTOR EN UN NIÑO?

Decimos que existe retraso psicomotor cuando existe algún retraso objetivo en dos o más áreas de las siguientes:

  • Motricidad: movimiento que es capaz de presentar un niño, ya sea para caminar, saltar, etc. (motricidad gruesa); o bien para manipular objetos pequeños, pintar, etc. (motricidad fina).
  • Lenguaje: cómo se comunica: las palabras, la expresión no verbal…
  • Sociabilidad: cómo se relaciona con los demás.
  • Cognición: capacidad de comprensión, inteligencia, …
  • Actividades de la vida diaria.

En el niño más mayor se hablará de discapacidad intelectual cuando hay alteración del intelecto (razonamiento, resolución de problemas, planificación, pensamiento abstracto, juicio, aprendizaje…) y además hay alteración del comportamiento adaptativo (lenguaje, conocimiento, memoria, empatía, juicio social, capacidad de seguir reglas, autocuidado, organización y actividades de la vida diaria).

¿POR QUÉ SE PRODUCE EL RETRASO PSICOMOTOR?

Adorable toddler girl playing with educational toys in nursery. Happy healthy child having fun with colorful different plastic blocks at home. Cute baby learning creating and building

Se produce cuando algo interfiere en el desarrollo neurológico ya desde la infancia. Sucede en alrededor del 2% de la población menor de 5 años. Inicialmente, cuando aún no sabemos la causa y mientras se está buscando, decimos que existe un retraso madurativo.

La lista de causas es larga. Algunas se presentan ya en el embarazo (genéticas, del metabolismo, malformaciones del sistema nervioso central, infecciones durante el embarazo, abuso de drogas o alcohol, radiaciones durante el embarazo, problemas vasculares o de la placenta). Otras están relacionadas con el momento del parto, como la asfixia o traumatismo obstétrico. Después puede deberse a problemas con el azúcar (hipoglicemia),  la bilirrubina (icterícia) o tóxicos, o infecciones en el recién nacido como la meningitis, encefalitis o sepsis. Más allá del período neonatal, las infecciones, malnutrición, diversas enfermedades, la epilepsia, el maltrato o abandono y falta de estimulación, pueden originar un trastorno del desarrollo en un niño previamente sano.

¿QUÉ SIGNOS DEBEN ALARMARNOS EN CUANTO AL DESARROLLO DEL BEBÉ?

De forma simplificada debemos sospechar que exista un problema si:

  • El niño ha dejado de hacer cosas que ya sabía hacer (regresión)
  • Se mueve de forma asimétrica
  • Se mueve de forma anómala
  • Tiene alguna alteración en el tono muscular (está rígido o demasiado flácido)

Además, según la edad, sería preocupante si:

  • A los 3 meses no fija la vista, no sonríe (sonrisa social que se produce cuando otra persona le mira y se ríe) o si aún tiene reflejos primitivos (como el reflejo de Moro entre otros).
  • A los 9 meses no se sienta o no manipula objetos.
  • A los 18 meses no camina sólo, no habla con bisílabos, no señala con el dedo o no atiende.

A los 24 meses no realiza frases de dos palabras.

Baby Daughter Dancing With Father In Lounge At Home

Además de estos signos principales, el pediatra estudiará en la consulta muchos otros hitos del desarrollo para valorar el estado global del niño. A veces el pediatra de atención primaria decidirá remitir al niño al especialista para una valoración neuropsicológica.

Cuando se investiga la causa se pueden hacer analíticas generales, genéticas, pruebas de imagen del cerebro (resonancia magnética cerebral), estudio metabólico…etc.

TRATAMIENTO

El tratamiento se decidirá en función de la causa, como es evidente. Pero incluso en aquellos casos en los que la causa es desconocida o no tratable, se puede actuar para mejorar la sintomatología y lograr un mejor resultado final de sus capacidades para enfrentarse a la vida diaria. La estimulación precoz es muchas veces necesaria y efectiva en lograr este propósito.

Se requerirá la intervención de diversos profesionales (pediatras, neuropediatras, psiquiatras, fisioterapeutas y rehabilitadores, trabajadores y educadores sociales…) para abordar a estos pacientes. La implicación de los padres en el tratamiento es fundamental en estos casos.

Baby working out in a therapy center

CONCLUSIÓN

El desarrollo del niño es un proceso complejo que se puede interrumpir o perjudicar por muchas causas diferentes dando lugar a sintomatología en diversos aspectos de su vida que se controlan por el sistema nervioso (el movimiento, el lenguaje, la interacción con los demás, el comportamiento…). Es importante llegar a un diagnóstico para un tratamiento óptimo, pero incluso sin un diagnóstico certero, existen posibilidades de tratamiento eficaces que deben ser accesibles para el niño y la familia. Los padres o cuidadores principales van a ser piezas clave en el éxito del tratamiento en estos niños.

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO