Gastroenteritis y diarrea en niños y bebés

Valora este artículo
[Total: 186    Average: 4.5/5]

gastroenteritis en niños, mi hijo tiene gastroneteritis, diarrea en niños, dolor de barriga

Gastroenteritis y diarrea en niños y bebés

El cuadro clínico se caracteriza por evacuaciones disminuidas de consistencia y/o aumentadas en la frecuencia. Su aspecto puede variar de acuerdo al agente causal, siendo más líquidas, con o sin moco, con o sin sangre y de diversos colores. Muy frecuentemente se acompañan de vómito de contenido alimenticio. Fiebre más o menos alta y falta de apetito.

La causa de esta diarrea puede ser muy variada.

Causas infecciosas. Virus, dentro de ellos el más frecuente es el rotavirus. Bacterianas, como E.Coli, salmonellas. Parásitos como giardia lambia.

Causas no infecciosas, como errores dietéticos: excesos de alimentación, dietas muy astringentes, dietas pobres en calorías, así como alimento muy concentrados.

Intolerancias a diversos componentes de los alimentos: el más frecuente es la intolerancia a la lactosa.

Causas extra digestivas: como infecciones de oídos, de vías respiratorias o urinarias.

Causas medicamentosas: especialmente exceso de antibióticos o mucolíticos.

El tratamiento básico es mantener el intestino en reposo y al niño bien hidratado. El tratamiento será diferente dependiendo de la edad del niño, del tipo de alimento que recibe:

  • Si lactancia materna, prosiga con ella y ofrezca agua hervida o agua de arroz entre tomas.

Si lactancia artificial:

  • Primer día: ofrezca de forma fraccionada suero oral, agua de arroz, etc.
  • El segundo día la leche adaptada a menor concentración, diluida en agua de arroz o sopa de zanahoria y ofrecer agua o suero oral entre tomas, ir aumentando la concentración de la leche en los días sucesivos hasta alcanzar la concentración habitual.

Los antibióticos rara vez están indicados en el tratamiento de la diarrea del niño y los anti diarréicos están por lo general contraindicados en la niñez.
CONSULTE CON SU PEDIATRA SI:

  1. Los vómitos y las diarreas son abundantes, especialmente si su hijo tiene menos de 2 años.
  2. Ante la presencia de sangre en las heces.
  3. Se acompaña de crisis de irritabilidad o dolor abdominal.
  4. Ante la sospecha de deshidratación, con pérdida importante de peso, postración, boca seca, somnolencia y poca emisión de orina.
  5. No ingiere líquidos, por que los vomita o continúa con diarrea.
  6. Presenta fiebre alta.
  7. Aparece diarrea en un niño que toma antibióticos.
  8. El bebé es menor de tres meses, especialmente si presenta fiebre o hinchazón del abdomen…
  9. Diarrea que mejora y reaparece al aumentar la cantidad de leche.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

Si te ha gustado, COMPARTE, ayudanos a crecer, gracias!!!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO