Pies planos en el niño, ¿Cómo evoluciona el pie en esta etapa de crecimiento?

Valora este artículo
[Total: 3    Average: 4.3/5]

Close up of kids cute bare feet   Pies planos, ¿Cuándo debo preocuparme?

Es muy frecuente en la consulta pediátrica que los padres acudan con dudas sobre el desarrollo de los pies del niño. Y es que el pie infantil, sufre una serie de cambios desde el nacimiento a la edad escolar, que se deben conocer para saber cuándo se trata de enfermedad y cuándo forma parte del desarrollo normal.

El pie normal, ya desarrollado, tiene una serie de características diferentes al pie del recién nacido o niño pequeño. Presenta una concavidad en la planta (“bóveda plantar o puente”) que puede ser más o menos marcada. Se habla de “pie plano” en general cuando este puente no se encuentra o es muy sutil, y la planta aparenta contactar toda con el suelo. Se habla de pie cavo, cuando el puente de la planta aparece más marcado.

En la imagen, se observa como el pie normal tiene unos puntos de contacto con el suelo determinados, el pie plano aumenta esta superficie de apoyo y el pie cavo la disminuye.

pie plano niños tupediatraonline

Desarrollo del pie normal

Los recién nacidos sanos presentan pie plano “fisiológico” (normal). No es hasta aproximadamente los 4 años del niño que no se empieza a notar más el arqueamiento de la planta. En las diferentes revisiones sistemáticas de salud del niño sano, el pediatra va a controlar que este cambio se produzca a la edad correspondiente, a la vez que va a interrogar al niño sobre si presenta dolor al caminar, etc.

pie recien nacido tupediatraonline

En caso de dudas, el podoscopio resultará útil para discriminar entre lo normal y lo patológico. En aquellos niños que ya se aguantan de pie, ayuda a valorar la forma de la “huella” mediante una pequeña mesita de cristal con espejo inferior, que ayuda a ver qué parte de la superficie plantar contacta con el suelo en bipedestación y qué parte no lo hace.

examen huella plantar niños tupediatraonline

Si se identifica un pie plano, se hará poner al niño de puntillas y se observará si aparece la bóveda planar (pie plano flexible). También se puede observar si aparece la bóveda cuando se eleva el primer dedo (dedo gordo) del pie (Jack test).

¿Es una enfermedad tener el pie plano?

Hay diferentes tipos de “pie plano” y no todos son patológicos. El que más preocupa es el pie plano rígido, que no se modifica con las maniobras exploratorias en la consulta, y que se suele acompañar de dolor. Se produce porque hay uniones anómalas entre los huesos que conforman el pie.

El pie plano flexible, en cambio, es un pie plano en el que se puede descubrir el puente cuando el niño se pone de puntillas, por ejemplo. Este último es el más frecuente, no suele acompañarse de dolor y no requiere tratamiento por norma general. Cuando el pie plano flexible sí duele, el uso de plantillas puede ayudar a mitigar el dolor, pero no a corregir el defecto.

Child on tiptoe.

 

¿A quién consultar si creo que mi hijo tiene el pie plano?

Lo primero es consultar al pediatra, pues éste va a poder discriminar si se trata de un pie patológico o no. La gran mayoría de pies que preocupan a los padres, son pies normales o pies planos flexibles (no enfermos) que no van a necesitar ningún tratamiento ni seguimiento fuera de los controles de rutina.

Después de este primer cribado, algunos pies van a necesitar seguimiento o tratamiento por parte del especialista, en este caso el traumatólogo infantil.

¿Cómo se tratan estos problemas?

El desarrollo normal del pie requiere de una serie de cuidados que no siempre son bien conocidos. Se deben evitar calzados rígidos y se debe favorecer que el niño ande descalzo el mayor tiempo posible, especialmente cuando el pie aún está en desarrollo.

piernas niños tupediatraonline

 

 

 

 

Si el problema es un pie plano flexible que no duele, el problema “no existe”. Es decir, no hay que hacer nada, más que vigilar la evolución por parte de los padres, para ver si aparece dolor. No requiere del uso de plantillas, y el usarlas no va a “corregir” la forma del pie.

Cuando se trata de un pie plano flexible pero sí que duele, las plantillas pueden distribuir el peso de diferente forma de modo que se alivie ese dolor, aunque tampoco van a corregir la forma del pie.

El pie plano rígido necesitará un tratamiento específico por parte del traumatólogo que en ocasiones puede ser quirúrgico.

CONCLUSIONES:

  • Se deben realizar los controles rutinarios de salud del niño sano en el pediatra para detectar si existen anomalías en la forma plantar.
  • En cada etapa del crecimiento, la forma del pie varía, y es normal.
  • Se consultará siempre al médico, si existe dolor en los pies.
  • Si el dolor es causado por una patología, requerirá tratamiento por el traumatólogo infantil, en cambio si el dolor proviene de un pie plano flexible, el pediatra puede diagnosticarlo, y puede sugerir la valoración por un podólogo.
  • Las plantillas no modifican la forma del pie, es decir no corrigen, pero podrían mitigar los síntomas en algunos casos, y formar parte de la solución

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO