INFECCIÓN DE ORINA EN EL NIÑO Y BEBÉ

Valora este artículo
[Total: 3    Average: 5/5]

itu portada   La infección de orina es la invasión por gérmenes de la orina y el tracto urinario (ITU). Esta afectación puede encontrarse en la vejiga y/o uretra, y se conoce como cistitis, o puede afectar a los uréteres y riñón dando lugar a una pielonefritis, más grave y con riesgo potencial de secuelas.

¿Qué causa la ITU?

La infección del tracto urinario suele aparecer a partir de bacterias que normalmente se encuentran en el tracto digestivo sano (Escherichia coli es la más habitual). Dichas bacterias pueden alojarse en la piel cercana a la uretra y desde allí subir por la vía urinaria hasta la vegija o incluso los riñones.

itu patogenia

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué síntomas presentan los niños con ITU?

Los síntomas son diferentes en función de si se trata de un lactante o de un niño más mayor.

En el lactante produce:

  • Fiebre
  • Irritabilidad, llanto inconsolable
  • Vómitos
  • Rechazo del alimento
  • Ictericia
  • Pérdida de peso

En el niño más mayor los síntomas se parecen algo más a los del adulto:

  • Fiebre y escalofríos, sobre todo si se trata de una pielonefritis
  • Dolor lumbar o dolor en la zona baja del abdomen
  • Escozor o molestias al orinar
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Urgencia miccional
  • Incontinencia
  • Tenesmo vesical (quedarse con ganas de orinar después de miccionar)
  • Orina turbia
  • Sangre en la orina

Cuando el pediatra examine a su hij@ con estos síntomas, explorará el área genital para descartar problemas a nivel de genitales externos como vulvitis en niñas, y balanitis en niños. Además de palpar el abdomen en busca de puntos dolorosos, realizará una percusión de la zona lumbar para descartar afección de vías urinarias altas. La percusión con un puño sobre un riñón infectado, produce dolor y puede orientar el cuadro al lado afectado.

¿Qué pruebas se pueden realizar para diagnosticarla?

Principalmente conviene analizar la orina, si es posible de la primera micción de la mañana. Para recoger la orina en mayores, se utiliza un bote estéril adecuado, recolectando la parte media de la micción, y descartando la parte inicial y final de esta, ya que suele ser la más contaminada por gérmenes de la piel.

En lactantes que aún no son continentes, se puede utilizar inicialmente una bolsa recolectora de orina, que se pega en la piel del perineo. En la orina recogida mediante esta técnica se pueden ver indicios de infección y si es así se deberá recoger muestra para el cultivo mediante sondaje vesical o punción suprapúbica (en recién nacidos).

Los tipos de análisis que se realizarán sobre la orina son:

  • Tira reactiva: en la consulta, fácil de realizar. Se aplican unas gotitas de orina sobre un papel que reacciona cambiando de color si se encuentran en la orina indicios de infección: esterasa leucocitaria, nitritos, cambio de ph…

labstix

 

 

  • Uroanálisis y sedimento: similar a la anterior pero más completa, se realiza en el laboratorio.
  • Gram y cultivo de orina: la primera analiza al microscopio si existe presencia de gérmenes y qué aspecto tienen para orientar cual puede ser el germen causante. La segunda cultiva la muestra sobre un medio de cultivo (“alimento para los microorganismos”) y examina el crecimiento de los microorganismos.

gram itu

 

En caso de que el niño presente fiebre o mal estado general, además se realizará análisis de sangre para determinar el grado de afectación. Y en recién nacidos es posible que requieran también un hemocultivo (cultivo de sangre) y punción lumbar (cultivo de líquido cefalorraquídeo) para descartar que la infección se haya diseminado.

No es necesario realizar una ecografía renal en todos los casos, pero algunos pueden requerirla, sobretodo si existen dudas en el diagnóstico. En otros casos puede ser necesaria una prueba más compleja como la gammagrafía renal.

¿Cómo se trata la ITU en niños?

Tanto la cistitis como la pielonefritis se tratan con antibióticos. Aún antes de obtener el resultado del cultivo, ante la sospecha de infección se iniciará el tratamiento para evitar complicaciones. El tratamiento puede ser corto, de tres días, en casos de cistitis con buena evolución. Será más largo, de 7 días, en infecciones más graves como la pielonefritis.

En general suele ser necesario el tratamiento con antibiótico oral, pero si el niño vomita o tiene mal estado general puede ser necesario el ingreso y tratamiento endovenoso.

¿Cómo puede prevenirse la ITU?

Se recomienda:

  • Un nivel de hidratación adecuado
  • Evitar retener la orina demasiado tiempo en la vegija
  • Evitar el estreñimiento
  • Higiene tras la micción en niñas con papel higiénico desde delante hacia atrás y no al revés. Es especialmente importante incidir en esto en aquellas que acaban de dejar el pañal.
  • En pocos casos, puede ser necesaria la circuncisión en varones que presentan infecciones de repetición.

CONCLUSIONES

La infección de orina es frecuente, muchas veces se presenta con fiebre sin foco. Los síntomas pueden ser difícil de interpretar en lactantes pequeños. El diagnóstico es relativamente sencillo y muchas veces puede hacerse desde la consulta, lo que permite iniciar el antibiótico de forma precoz. Existen unas normas higiénicas sencillas pero imprescindibles para evitar las infecciones de orina en niños.

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO