LESIONES HABITUALES EN LA CARA DEL RECIÉN NACIDO

Valora este artículo
[Total: 1    Average: 4/5]

portada  Existen muchos mitos en torno a los granitos que aparecen en la cara del recién nacido: que puede ser alergia, que la leche de la madre no es buena para el bebé, etc. … y la verdad es que casi nunca son ciertos.

La piel de los recién nacidos, muchas veces por causa desconocida, presenta lesiones que son típicas de esta edad y muchas de ellas desaparecen espontáneamente sin requerir ningún tratamiento. Pero no todas son iguales y alguna de ellas puede, por su gravedad, llegar a necesitar un tratamiento específico.

Vamos a describir una serie de lesiones benignas típicas del recién nacido, que suelen aparecer en la cara, y que se diferencian entre ellas por algunos rasgos característicos.


1. eritema tóxico (1) ERITEMA TÓXICO DEL RECIÉN NACIDO

– FRECUENCIA: La mitad de los bebés a término lo presentan.

– CAUSA: Parece ser la colonización bacteriana del folículo piloso lo que la produce.

– LESIONES: Granitos blanquecinos sobre una base enrojecida. Están separados y se distribuyen por todo el cuerpo, excepto en las palmas y las plantas.

  • TRATAMIENTO: No precisa, desaparece por sí solo.
  • PRONÓSTICO: Aparecen a partir del segundo día, y suelen durar de 1 a 3 semanas.


2. melanosis pustulosa (1)  MELANOSIS PUSTULOSA NEONATAL

  • FRECUENCIA: Es mucho más rara que la anterior, más típica en piel negra.
  • CAUSA: desconocida.
  • LESIONES: A diferencia de la anterior, está presente desde el primer día de vida y afecta también a palmas y plantas. Se trata de vesículas (ampollas pequeñas) que se rompen en menos de 24h y después se observa descamación y coloración más oscura.
  • TRATAMIENTO: No requiere, se resuelve espontáneamente.
  • PRONÓSTICO: Las lesiones acaban desapareciendo por completo pero la hiperpigmentación puede durar hasta 3 meses.

 4. pustulosis benigna cefalicaPUSTULOSIS CEFÁLICA BENIGNA

  • FRECUENCIA: alta (un 10% pero se cree que muchas otras veces se diagnostica de eritema tóxico, sudamina o acné neonatal)
  • CAUSA: Un hongo: Malassezia furfur.
  • LESIONES: Pústulas (granitos con pus en su interior) que en este caso solo se distribuyen por la cara y el cuero cabelludo.
  • TRATAMIENTO: No requiere, pero para acortar el proceso se puede utilizar Ketoconazol al 2% tópico en gel.
  • PRONÓSTICO: Sin tratamiento se resuelve en unas 3-4 semanas, y con el tratamiento se acorta la duración a 1 semana.

5. acné neonatal  ACNÉ NEONATAL

  • FRECUENCIA: no es raro y es más frecuente en niños que en niñas.
  • CAUSA: Aumento de la secreción de sebo en respuesta a un mayor ambiente androgénico (hormonas producidas en las glándulas suprarrenales y testículos).
  • LESIONES: Se parecen a las pústulas que se observan en el acné del adolescente, se distribuyen igual en frente, mejillas y barbilla respetando el ángulo nasogeniano. Se diferencia de las demás porque las lesiones se acompañan de comedones (puntos negros o blancos) típicos del acné.
  • TRATAMIENTO: No precisan la mayoría de veces. Si la afectación es muy importante, se puede tratar con tratamientos similares a los del acné del adolescente, adaptando dosis y concentración para no dañar la piel del bebé (peróxido de benzoilo, etc.). En caso de realizar tratamiento debe estar prescrito por el pediatra o dermatólogo.
  • PRONÓSTICO: Se resuelven espontáneamente en 1 a 3 meses sin dejar cicatriz. Si no es así se debe estudiar si hay algún problema hormonal que impide su resolución.

6. sudamina  MILIARIA (SUDAMINA)

  • FRECUENCIA: Muy alta, casi todos los bebés pueden presentarla en algún momento durante el primer año o dos años de vida.
  • CAUSA: Obstrucción de los poros de salida del sudor
  • LESIONES: Se trata de pápulas muy pequeñas y se pueden distribuir tanto por la cara como por otras zonas de sudoración como el cuello, el tronco, y a veces incluso las extremidades…
  • TRATAMIENTO: Evitar la sudoración excesiva del bebé, llevando ropa adecuada al clima y si es necesario en verano haciendo uso del aire acondicionado. No se deben aplicar cremas ya que tapan más el poro. La higiene puede hacerse cada día, con agua y jabón suave.

CONCLUSIÓN

La piel del bebé los primeros días y semanas de vida es más susceptible de presentar erupciones de diferentes tipos, dada su sensibilidad. Los granitos en la cara del recién nacido tienen múltiples causas, la mayoría de ellas benignas y transitorias como las que aquí se tratan. Ante una erupción cutánea de estas u otras características será necesario consultar con un pediatra o dermatólogo con el objeto de descartar otras causas potencialmente más peligrosas y que sí requieren un tratamiento específico y precoz.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO