Lesiones en el cuello del recién nacido: fractura de clavícula y torticolis congénita

Valora este artículo
[Total: 54    Average: 4.5/5]

lesiones cuello bebes, lesiones cuello recién nacidos, fractura de clavícula recién nacidos, fractura clavícula bebesLesiones en el cuello del recién nacido: fractura de clavícula y torticolis congénita

El cuello del recién nacido es corto y por eso a veces difícil de explorar, sobre todo en los que están más rellenitos y presentan pliegues.

 

Fractura de Clavícula

No es infrecuente que al explorar a un recién nacido ya pasados unos días del nacimiento, palpemos un bulto en la zona de las clavículas, bulto que aparece solo en una de ellas. En ocasiones, se acompaña de crepitación y da la sensación de que le producimos dolor al recién nacido al tocarla, a la vez que observamos que le bebé mueve menos ese brazo. Es posible que el diagnostico sea fractura de clavícula.

Este problema es relativamente frecuente, en partos complicados, cuando se trata de bebés que son grandes.

No necesita ningún tratamiento. Simplemente tener una serie de precauciones para moverla lo menos posible. Eso quiere decir que al vestirlo, se pone siempre primero la manga del brazo lesionado y al desvestirlo lo contrario, se saca siempre la última, la del brazo con la fractura.

En unos días deja de molestar y se aprecia un bulto grande, que corresponde al callo de fractura que se produce en todas las fracturas y que desaparecerá en semanas. Hay que explicarlo bien a las familias, pues hablar de fractura ósea les impresiona y una vez diagnosticada, el aumento del bulto en días sucesivos les preocupa. Pero este callo es imprescindible para conseguir una correcta alineación ósea y que la clavícula se recupere totalmente sin dejar secuelas.

 

Tortícolis Congénita

La tortícolis muscular congénita es una deformación del cuello, que se presenta con relativamente frecuencia, en el recién nacido o durante los primeros meses de vida. Se debe a un acortamiento de un músculo del cuello de ese lado llamado esternocleidomastoideo.

A veces, al palpar el cuello, se puede notar un bultito del tamaño de una oliva en el músculo lesionado y el bebé tiene la cabeza inclinada siempre hacia el mismo lado. Presenta además, una dificultad para girarla hacia el lado contrario. Puede acompañarse de una asimetría facial y de un aplanamiento craneal posterior (plagiocefalia) del lado afectado.

Cuando se sospecha una deformidad del cuello conviene que el bebé sea explorado por el pediatra para determinar si se trata de una tortícolis muscular u otra alteración cervical más importante.

Si la deformidad se descubre en el recién nacido o durante los primeros meses de vida, el tratamiento consiste en fisioterapia. Mediante manipulación y ejercicios de estiramiento que se inician inmediatamente, la evolución suele ser muy buena, consiguiendo la resolución y la corrección completa sin deformidades residuales.

Los niños que tras meses de tratamiento o que hacia el año de edad no han respondido de forma adecuada al tratamiento o que fueron diagnosticados con retraso, es posible que puedan necesitar tratamiento quirúrgico.

La rotura de clavícula es una fractura relativamente frecuente durante el parto y la torticolis es una lesión muscular menos frecuente pero ambas suelen evolucionar sin secuelas para el bebé.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta medica online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.