RECOMENDACIONES PARA LA ALIMENTACIÓN EN LA PRIMERA INFANCIA

Valora este artículo
[Total: 6    Average: 4.8/5]

alimentación infantil

RECOMENDACIONES PARA LA ALIMENTACIÓN EN LA PRIMERA INFANCIA

En los últimos años hemos sido testigos de algunos cambios sustanciales en las recomendaciones en cuanto a alimentación infantil. Hace algunos años se pensaba que la introducción de alimentos que podían ser más alergénicos (causantes de alergias) debían posponerse a edades más tardías, en cambio hoy día los alergólogos han comprobado que precisamente la introducción tardía de algunos alimentos es contraproducente, y es mejor exponer al sistema inmunológico a ciertos alimentos desde los primeros meses tras la lactancia exclusiva.

Por otro lado, también se dispone de más datos sobre seguridad alimentaria y sobre las necesidades de los lactantes a cierta edad. Un ejemplo es que, dado que en lactantes cerca de los 6 meses existe un mayor riesgo de anemia por déficit de hierro, algunos nutricionistas proponen que la carne roja sea de los primeros alimentos a introducir en la diversificación alimentaria.

Existe también la preocupación creciente de los nutricionistas en cuanto al elevado  aporte proteico que se ofrece a los lactantes y niños en los países desarrollados.

Estos y otros motivos son los que han hecho que existiera la necesidad de una revisión de las recomendaciones sobre alimentación que se venían haciendo para los más pequeños. A continuación, resumiremos las principales indicaciones en cuanto a la alimentación de lactantes y niños desde el nacimiento hasta los 3 años. Estas nuevas recomendaciones están extraídas del trabajo conjunto de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (dependiente de la Generalitat de Catalunya) y del Plan Integral para la Promoción de la Salud mediante la Actividad Física y la Alimentación Saludable (PAAS).

DESDE EL NACIMIENTO HASTA LOS 6 MESES

En esta época tan frágil del lactante cobra vital importancia el peso que debe tener la lactancia materna en la alimentación. Se sabe que los primeros 6 meses el bebé debe recibir EXCLUSIVAMENTE LECHE. Ni agua, ni infusiones, ni fruta, ni cereales…solo leche. Y aunque los preparados a base de leche de vaca mediante fórmulas adaptadas para lactantes son una buena opción para niños que no pueden recibir lactancia materna, lo ideal es que a los niños no se les prive de recibir LECHE HUMANA, que es la más adaptada a las necesidades de los humanos. Por eso lo mejor es recibir LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA los primeros 6 meses de vida. En estos primeros meses, las necesidades, en cuanto a defensas del lactante se refiere, se ven cubiertas por las defensas aportadas por la madre y que pasan a la leche materna y son absorbidas por el sistema digestivo del bebé. A partir de los 6 meses los lactantes empiezan a fabricar sus propias defensas y esto los hace más independientes de las defensas que obtienen de la leche materna.

A PARTIR DE LOS 6 MESES

Cuando el lactante llega a los 6 meses sigue precisando de la leche materna como principal fuente de nutrientes, pero éste aporte es insuficiente por lo que se introduce la diversificación alimentaria, es decir, nuevos alimentos a parte de la leche. La manera en la que se pueden introducir estos alimentos es variada, desde las papillas a la alimentación dirigida por el bebé, en que los alimentos se cocinan de manera que sean lo suficientemente blandos para ser masticados por las encías del bebé, y el bebé pueda manipular con sus manos los alimentos y probar diferentes gustos y texturas. Sea cual sea el método escogido para preparar los alimentos del bebé, existe un calendario orientativo para la introducción de los alimentos, que es de los aspectos que más han cambiado en los últimos años.

Estamos acostumbrados a listas interminables de alimentos cada uno con una edad muy concreta de introducción en la dieta, y se sabe hoy día que este orden en la introducción de los alimentos se ha decidido de manera arbitraria, sin suficiente evidencia científica, por lo que se podía observar grandes diferencias en las recomendaciones en diferentes países desarrollados, incluso entre centros de salud de una misma región había grandes incongruencias.

El nuevo calendario mucho más simplificado y basado en la evidencia, nos facilita mucho esta labor de alimentar a nuestros pequeños.

La LECHE MATERNA se introducirá al nacimiento, mejor en la primera hora tras el parto, y se mantendrá tanto como bebé y madre decidan, aunque se conoce que el mayor beneficio está en mantenerla como mínimo durante los dos primeros años de vida. Los niños que no sean alimentados al pecho podrán utilizar leche de fórmula hasta los 12 meses (tipo 1 o de inicio hasta los 6 meses y tipo 2 o de continuación hasta los 12) y a partir de entonces se puede pasar a consumir leche de vaca entera.

A los 6 meses de vida se abre la diversificación a múltiples grupos de alimentos:

  • Cereales: pan, pasta, arroz, con o sin gluten. Aunque antiguamente se recomendaba tomar sin gluten hasta los 7 meses, en los últimos estudios se demuestra que el mayor beneficio está en introducir el gluten no antes de los 4 meses ni después de los 7 meses, y mejor aún si aún se toma leche materna cuando se introduzca.
  • Fruta: esto incluye todo tipo de frutas, también frutos rojos y frutas tropicales, ya que retrasar su introducción no reduce el riesgo de alergias, incluso podría aumentarlo. En cambio los frutos secos, por el riesgo de atragantamiento que suponen, no deben introducirse enteros hasta los 3 años de edad del niño. Pero sí pueden introducirse a los 6 meses si se preparan chafados o molidos.
  • Hortalizas: se pueden consumir todo tipo de hortalizas a esta edad excepto las acelgas y espinacas, que por su gran contenido en nitratos es mejor retrasar su consumo a los 12 meses de edad. Aun así, cuando no conforman más del 20% del plato, también pueden consumirse antes.
  • Legumbres: Aunque antiguamente se retrasaba su consumo por considerarse alimentos más flatulentos, esto carece de evidencia y los niños a partir de 6 meses pueden disfrutar de los grandes beneficios de una dieta variada rica en legumbres.
  • Huevos: No existen actualmente unas recomendaciones específicas en cuanto a la introducción del huevo (crudo, cocido, empezar por la yema y luego la clara…). Antiguamente se prefería empezar por la yema por considerarse menos alergénica, e introducir luego la clara, bien cocinada, para acabar ofreciendo el huevo también en crudo por ejemplo formando parte de mayonesas y otros preparados.
  • Carne: la única precaución a tener en cuanto a la carne es que los niños no deben consumir carne de caza con munición de plomo hasta los 6 años de edad, ya que causa daños neuronales.
  • Pescado: Conviene evitar hasta los 3 años el consumo de atún, tintorera, cazón, pez espada y emperador. Estos pescados grandes contienen demasiado mercurio por lo que deben limitarse a niños de mayor edad, y controlando las cantidades.
  • Marisco: ¡Sí! ¡También pueden tomar marisco! Aunque hay que tener la precaución de no ofrecer de forma regular cabezas de gambas, langostinos o cigalas, ni el cuerpo de crustáceos como el cangrejo, por su alto contenido en cadmio.
  • Aceite de oliva: se recomienda añadir en crudo a los alimentos preparados.
  • Yogur y queso: se pueden ofrecer pequeñas cantidades de yogur y queso fresco a partir de los 9-10 meses, y en mayor cantidad a partir de los 12.
  • Agua: junto con la diversificación se introduce el agua como bebida principal en caso de sed. Conviene evitar zumos y bebidas azucaradas.

 

A PARTIR DE LOS 12 MESES

  • Alimentos superfluos (cuantos menos y más tarde mejor, siempre después de los 12 meses): azúcar, miel, mermelada, cacao, chocolate, flanes y postres lácteos, galletas, bollería, embutidos, charcutería.
  • Leche entera en niños que no tomen lactancia materna, yogur o queso en mayor cantidad.

 RECOMENDACIONES GENERALES:

Preparación de alimentos

Es importante mantener la higiene (lavado de manos, de superficie de trabajo y de utensilios de cocina).

No se recomienda añadir sal, azúcar ni edulcorantes a la preparación de alimentos. En cuanto a la cocción de verduras y hortalizas se recomienda al vapor o en poca agua, tapando el recipiente para que la cocción sea rápida. El pan, pasta y cereales, mejor integrales. Las cantidades de proteína conviene limitarlas a: 20-30g de carne al día, 30-40 g de pescado al día o un huevo pequeño al día. No es adecuado sustituir la leche por bebidas de soja, arroz o avena.

Se recomienda prescindir siempre que sea posible de las papillas y ofrecer en su lugar alimentos fácilmente manipulables por el lactante, bien cocidos para facilitar la masticación con las encías. Esto además de facilitar la autonomía los introduce en la variedad de sabores y texturas.

Comidas en familia

Es recomendable comer en familia, respetar el hambre del niño y no forzarlo a comer, y permitirle al niño manipular los alimentos y ganar autonomía a la hora de las comidas.

DIETAS ESPECIALES

En cuanto a las dietas vegetarianas y veganas pueden ser apropiadas para los niños siempre que estén bien planeadas, balanceadas y suplementadas adecuadamente (con vitamina B12). En caso contrario suponen un riesgo enorme para el correcto desarrollo y crecimiento de los niños.

Las dietas macrobiótica, frugívora y crudívora son incompatibles con el crecimiento a esta edad.

CONCLUSIONES

Las recomendaciones en cuanto a la alimentación en la primera infancia han cambiado mucho a lo largo de los años, y la tendencia es a simplificarlas basándose en la evidencia científica disponible en este momento. Por eso se han eliminado pautas estrictas poco avaladas científicamente para adaptarse a las diferentes rutinas familiares, conductas y creencias en cuanto a la alimentación, dando mayor margen de maniobra a los padres y cuidadores en cuanto a la preparación de los alimentos de los niños. Siguen existiendo algunos límites que se deben respetar por motivos de seguridad alimentaria o capacidad del metabolismo infantil de manejar algunos nutrientes o contaminantes presentes en los alimentos.

¿Tienes dudas? Compra una consulta medica online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO