Pecas y Lunares en niños

Valora este artículo
[Total: 80    Average: 4.8/5]

pecas y lunares en niños, niños con lunares, mi hijo tiene pecas, tu pediatra online

Pecas y Lunares en niños

¿Cómo controlarlos? La regla del ABCDE de los melanomas.

Tanto las pecas como los lunares son pigmentaciones en la piel. Debido a un incremento de la melanina (que es un componente natural de la piel) y que destacan sobre la piel, pues le dan a la zona una tonalidad más oscura, ambas pueden ser causadas por exceso de sol. Sin embargo, también hay muchas diferencias entre las pecas y los lunares.

 

¿Qué es una peca?

Las pecas son manchas planas y más oscuras que nuestro color natural de piel. En general, se visualizan más después de la exposición al sol y pueden desaparecer durante los meses de invierno. Se pueden ver en niños muy pequeños a una edad muy temprana y se deben a un aumento en los niveles de melanina en nuestra piel. Las pecas suelen aparecer en el rostro y en los brazos, siendo más frecuentes en las personas de cabello y piel clara o rojiza, pero nunca representan una amenaza para la salud.

 

¿Qué es un lunar?

Los lunares son crecimientos benignos y frecuentes en la superficie de la piel que pueden ser de color marrón oscuro o negro. Pueden ser más o menos elevados o planos y generalmente redondos u ovalados. Los lunares pueden no verse al nacer y pueden aparecer a medida que el niño va creciendo. Son muy frecuentes, casi todos tenemos algún lunar. Algunos desde el nacimiento y otros aparecen a lo largo de la vida. Pueden cambiar de tamaño y forma con el tiempo y a algunos incluso les puede brotar pelos. Estos cambios se tienen que controlar pues existe el cáncer de piel, que se inicia como un lunar y acaban siendo melanomas. En tal caso, es importante la detección precoz para eliminarlos rápidamente.

 

¿Qué es un melanoma?

Un melanoma es una lesión maligna de la piel, que puede aparecer en cualquier momento de la vida aunque es excepcional durante la infancia.

Existen una serie de factores que favorecen su aparición como:

– Cuando empiezan su aspecto es similar al de un lunar pero va cambiando y estos cambios son los que nos tienen que alertar.

  • El tipo de piel.
  • Las quemaduras solares repetidas.

– Los puntos básicos para el control de las manchas de la piel se denominan el ABCDE de los melanomas y son los siguientes:

  • Asimétrico es decir ni redondo ni ovalado.
  • Bordes irregulares, pues es invasor, los lunares tienen unos bordes bien definidos.
  • De diferentes Colores. Las pecas y los lunares son de un color único.
  • El Diámetro superior a 6mm: muchos lunares pueden tener éstas medidas, pero se necesitan varias de estas características para sospechar de un melanoma.
  • Crecen y Evolucionan, este es el aspecto más característico y el que precisa de mayor control. El lunar aparece y lo descubrimos un día de repente pero hay que fijarse y ver si el melanoma cambia, pues en pocos meses puede evolucionar fácilmente.

 

El consejo es: ante la aparición de cualquier mancha en bebés y niños, realizar una fotografía para poder controlar los cambios y si más adelante se sospecha que hay cambios, ir al dermatólogo. Puede ser algo o no ser nada, (más que un lunar) pero siempre es mejor la prevención.

Hay familias que tienen gran propensión a los lunares, esto quiere decir o que su piel es muy sensible a la luz solar o que se está exponiendo demasiado al sol.

De lo que se trata es de conocerlo para evitar las horas de máxima radiación o conseguir que su exposición sea gradual para que poco a poco vaya mejorando su tolerancia, los melanocitos se van fabricando gradualmente.

Es importante no exponer al niño al sol de forma brusca y si eso va a ocurrir aplicar alguna crema de protección solar. El objetivo es evitar las quemaduras. En algunos niños será necesario aplicar cremas de protección solar, pero hay que tener en cuenta que no por rutina ni siempre es necesario aplicar crema. Hay que recordar que el sol es necesario y una fuente de salud necesaria.

 

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta medica online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO