LAVADO DE MANOS EN NIÑOS PEQUEÑOS Y BEBÉS

Valora este artículo
[Total: 0    Average: 0/5]

toddler hand LAVADO DE MANOS EN NIÑOS PEQUEÑOS Y BEBÉS

Las manos son las principales transmisoras de enfermedades. Aunque los gérmenes no afectan en general a nuestras manos, éstas se convierten en el vehículo de transporte perfecto para que virus y bacterias viajen de personas a objetos y viceversa, y también entre personas. Y desde las manos los microorganismos tienen la vía de entrada a nuestro organismo asegurada, ya que muchas veces durante el día tocamos nuestra cara: nariz, manos y ojos, todos ellos recubiertos de mucosas, que son la principal vía de entrada a nuestro organismo.

Además, los niños y bebés, están continuamente chupando sus manos, jugando con tierra, gateando, o tocando animales. De ahí que el papel de los cuidadores es estar alerta para lavar las manos de los más pequeños siempre que lo necesiten.

¿Cuándo?

Antes de las comidas, después de ir al baño, siempre que estén visiblemente sucias… son momentos claves para el lavado de manos. En la circunstancia que nos encontramos ahora mismo, con la propagación de un virus rápidamente como es el coronavirus, debemos aumentar aún más la frecuencia del lavado, ya que continuamente tocamos objetos que pueden estar contaminados. Una medida importante además de lavar nuestras manos es no tocar a otras personas (no dar la mano, no besar, etc.).

¿Con qué?

Las manos de nuestros niños se pueden lavar con agua y jabón sin problemas. Otra opción es el gel hidroalcohólico, que es más sencillo de aplicar en cualquier situación, pero sólo debe usarse si las manos NO están visiblemente sucias. El uso de estos geles en bebés, parecen ser adecuados en cuanto a eficacia, pero dado que aún no existen estudios suficientes sobre su seguridad, se limita su uso a mayores de 2 años, incluso de 3 años dependiendo del fabricante.

¿Cómo?

La OMS propone seguir unos pasos concretos, para que el lavado de manos o con gel dure lo suficiente (entre 40 y 60 segundos) y abarque bien todas las zonas de nuestras manos. Las uñas también se pueden limpiar con un cepillo para uñas, usando unos específicos para niños para los más pequeños.

Explicamos a continuación los pasos a seguir para lavarse las manos:

lavado manos 10. Mojarse bien ambas manos. En caso de niños pequeños ayudaremos a éstos con un banquito para llegar cómodamente al lavabo.

 

 

 

 

 

lavado manos21. Aplicar una pequeña cantidad de jabón en la palma de una mano. A los bebés podemos aplicárselo nosotromismos con nuestras manos. Una gota del tamaño de una avellana es suficiente.

 

 

 

 

lavado manos 3 2. Frotar ambas palmas entre sí, la mayoría de niños pueden realizar este sencillo movimiento.

 

 

 

 

 

 

lavado manos 4 3. El siguiente consiste en frotar la palma de una mano contra el dorso de la otra mano, y luego realizar el mismo procedimiento invirtiendo las manos. Deberemos ayudar a los más pequeños a coordinar este movimiento.

 

 

 

 

lavado manos 5 (1) 4. Volveremos a unir las palmas, esta vez dejando que los dedos se entrelacen entre sí, así lavamos los laterales de los dedos y las zonas interdigitales. A los bebés, lavaremos los dedos uno a uno con nuestras manos.

 

 

 

 

lavado manos 6  5. Después con los dedos a modo de gancho unimos una mano y otra y realizamos movimientos rotatorios, para limpiar bien el dorso de los dedos contra la palma de la otra mano, como se muestra en la imagen.

 

 

 

 

 

lavado manos 7  6. No debemos olvidar el dedo gordo, que lavaremos abrazando con la otra mano,y viceversa para la otra mano.

 

 

 

 

 

 

lavado manos 8  7. Las puntas de los dedos las frotaremos haciendo movimientos circulares, de este modo el jabón llega también a la zona de las uñas.

 

 

 

 

 

 

lavado manos 9  8. Después colocamos las manos debajo del agua de nuevo para eliminar todo el jabón. Es importante no cerrar todavía el grifo.

 

 

 

 

 

lavado manos 10  9. Tras secar nuestras manos con un papel desechable, utilizaremos el mismo papel para cerrar el grifo. En este momento puede ser útil que lo hagamos nosotros mismos. Luego se desechará el papel.

 

 

lavado manos 11

 

 

 

 

 

 

EN CONCLUSIÓN

Colaboremos en la medida de lo posible a la prevención de transmisión de enfermedades lavando las manos de nuestros bebés y enseñando a los más mayores estos sencillos pasos. Expliquémosles en que momentos deben lavar sus manos y crearán un hábito saludable para toda la vida. Se protegerán ellos y protegerán a los más vulnerables.

 

 

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO