¿Por qué a veces los niños tienen dificultades para tragar?

Valora este artículo
[Total: 239    Average: 4.6/5]

baby chef with healthy  food vegetables and panLa llamada Disfagia, es la dificultad o imposibilidad de tragar los alimentos (de deglutir). El proceso de la deglución es todo menos simple, delicado por la complejidad del control del sistema nervioso central sobre los movimientos voluntarios e involuntarios de los distintos tramos que intervienen en la deglución (boca, faringe, laringe, esófago hasta que el alimento llega al estómago).

Cualquier alteración puede causar esta incapacidad para tragar. Los síntomas varían según la edad y parte afectada: comer lentamente, intentos de tragarse los alimentos de un solo bocado, dificultad para coordinar la succión y deglución, arcadas durante la ingesta, babeo, tos o atragantamiento durante o después de comer o beber, cansancio, dificultades respiratorias, regurgitaciones o vómitos  frecuentes, salida de alimentos o líquidos por la nariz mientras se come o después, estornudos frecuentes después de comer, hipo, pérdida de peso.

Ante todo hay que comprobar que ésta dificultad está provocando en el niño una pérdida de peso o un estancamiento en su peso.

Verificar también si el rechazo del alimento ocurre solo con determinadas personas, por tener una actitud oposicionista.

Hay que descartar alergias alimentarias.

En principio no hay que forzar a comer, es difícil morirse de hambre con la nevera llena.

Acudir al pediatra pues en muchos casos hay que descartar enfermedad orgánica: respiratorias, digestivas e incluso neurológicas.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

Si te ha gustado, COMPARTE, ayúdanos a crecer, gracias

COMPARTE ESTE ARTÍCULO