¿Qué es la Microbiota y qué relación tiene con las enfermedades alérgicas?

Valora este artículo
[Total: 3    Average: 5/5]

girl-1839623_640 ¿Qué es la Microbiota y qué relación tiene con las enfermedades alérgicas?

La microbiota es el conjunto de microorganismos vivos que ocupan un determinado espacio (organismo vivo o espacio físico). En el caso de humanos se trata de bacterias, levaduras y virus todos ellos  benignos que se localizan de manera normal en las distintas partes de cuerpo. Las bacterias ya estaban en la tierra mucho antes que la especie humana y seguirán estándolo mucho después que nosotros.

El estudio de la microbiota humana constituye un tema de gran actualidad. En los últimos años se ha avanzado mucho en la comprensión de la misma, existe mucha información pero todavía no está totalmente cribada.  Puede considerarse la microbiota como un nuevo “órgano”, con funciones relacionadas con la digestión, la inmunidad, el metabolismo o la respuesta alérgica entre otros.

El 99% de nuestra microbiota que suele pertenecer a tres familias bacterianas, está localizada en el intestino y suponen un gran volumen pueden representar fácilmente 2 Kg en un individuo de 70Kg  y hasta el 50% del peso de las heces.

En resumen bacterias que nos causan enfermedades solo son un 0,06% de las que entramos en contacto, y las bacterias de nuestro intestino contienen muchos más genes que nosotros mismos y son ellas quienes se adaptan a las circunstancias, por ejemplo en caso de lactantes a tolerar la leche, en los japoneses a tolerar las algas etc.

Las tres familias de bacterias las tenemos todos pero en cada uno de nosotros se combinan en distintas proporciones creando un perfil propio

La relación de la microbiota con cada persona es del tipo: la persona alberga y proporciona nutrientes a los gérmenes para su vida y los gérmenes realizan acciones digestivas, metabólicas y defensivas para la persona. Por tanto la microbiota ayuda a mantener un buen estado de salud y bienestar.  El  motivo de que la microbiota haya pasado tan desapercibida para médicos e investigadores es porque entre un 20 y un 60% de las bacterias que conviven con el ser humano son incultivables y hasta que no se ha podido acceder a métodos como la secuenciación genómica, no se ha podido conocer la existencia de estas bacterias.

De aquí la importancia del embarazo y la alimentación de la madre y su estado de salud pues esta determinará la microbiota del bebé.

Infecciones crónicas durante el embarazo, por ejemplo  infecciones en a boca determinan cambios en la microbiota de la madre que pueden determinar cambios en la del bebé y con ello favorecer determinados tipos de enfermedades.

Determinadas patologías presentan una determinada microbiota, por ejemplo en caso de mujeres obesas,  la composición de su microbiota es diferente de las mujeres que presentan sobrepeso o peso normal y eso determina complicaciones en la madre y en el hijo.

Se supone que el primer trimestre la microbiota es la misma entre ambos y se producen cambios a partir segundo trimestre y estos cambios ya son marcados en el tercer trimestre del embarazo.

La primera colonización importante del bebé se produce:

  • al entrar en contacto con la flora vaginal en el momento del parto,
  • al entrar en contacto con la piel de la madre, de ahí la importancia del contacto piel con piel que se promueve tanto actualmente
  • también de la flora hospitalaria, es decir del lugar donde nace el bebé.

Pero esta colonización se ve alterada en niños que nacen por cesárea y estos bebés tienen un mayor riesgo de padecer alergias y dermatitis.

Con la lactancia también se trasmiten bifidobacterias.

Entre los 12 y 24 meses la composición ya es la del adulto y difícilmente cambiará.

A los 3 años de vida los niños ya  son adultos desde la perspectiva de la microbiota

Actualmente tenemos muy poca diversidad en la microbiota comparado con humanos de hace miles de años y esto se debe a nuestra alimentación, nosotros actualmente consumimos menos diversidad de vegetales de lo que lo hicieron nuestros antepasados.

Por tanto la dieta está relacionada con la microbiota que condiciona el metabolismo y el desarrollo del sistema inmune, las defensas.

La respuesta inmunitaria del organismo es de dos tipos: la tolerancia inmunológica o la función puramente defensiva.

La tolerancia inmunológica se desarrolla gracias, entre otros factores, al contacto temprano con bacterias que formaran parte de la microbiota. Esto entra en polémica con la introducción tardía de los alimentos según los expertos en alergia.

En cuanto a la función defensiva, las bacterias intestinales actúan a varios niveles, por un lado, las bacterias de la microbiota ocupan un espacio, que impide la implantación de bacterias extrañas al ecosistema intestinal, estas bacterias además, deben competir por los nutrientes. Por otro lado, segregan sustancias antimicrobianas (bacteriocinas) que inhiben el desarrollo de otras bacterias que pueden causar enfermedades.

A las alteraciones de la microbiota, tanto en cantidad de bacterias como en proporción de las mismas, se le denomina “disbiosis”.

Esta disbiosis puede ser causada por: el estrés, la contaminación, la insuficiente masticación, las deficiencias nutricionales, las dietas pobres en fibras, los tratamientos con antibióticos, los antiinflamatorios y las infecciones intestinales entre otros.

Las consecuencias más frecuentes de una disbiosis intestinal son las alteraciones digestivas, pero también se han relacionado con alteraciones patologías extradigestivas como enfermedades autoinmunes, enfermedades alérgicas: asma, rinitis  y atópicas como dermatitis atópica u otras condiciones como obesidad o síndrome metabólico entre otros.

Se ha demostrado que en casos de dermatitis atópica pos probióticos pueden ser útiles en prevención si se administran durante el tercer trimestre del embarazo, en familias con alto riesgo y también como tratamiento en lactantes con dermatitis atópica si se administran durante 20 semanas. En los demás casos para los que son utilizados actualmente su utilidad es discutible. (cólicos del lactante, diarreas, después de tratamientos con antibióticos, etc)

Recordar que España es el país con más alto consumo de antibióticos del mundo, que estos destrozan la microbiota, esta microbiota que nos es tan imprescindible para  tener un sistema inmunológico en perfecto funcionamiento y una salud adecuada. Dieta adecuada rica en fibras,  ejercicio suficiente para tener un buen peso, y evitar la sobre medicación para garantizar una vida sana.

¿Tienes dudas? Compra una consulta medica online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO