Estimulación temprana o precoz infantil, ¿cómo estimular a mi bebé?

Valora este artículo
[Total: 31    Average: 4.5/5]

actividades de atención temprana, actividades de estimulación precoz o temprana, aprendizaje en bebés, aprendizaje en niños

Estimulación temprana o precoz infantil, ¿cómo estimular a mi bebé?

Son muchos los papás y mamás que habéis oído hablar de la estimulación temprana o precoz en bebés y niños pequeños. Pero, ¿qué es la estimulación precoz?, ¿cómo podemos estimular a nuestro bebé? Para responder a estas dudas tan comunes, vamos a dedicar este post a la estimulación temprana o precoz en bebés.

¿Qué es la estimulación precoz o temprana infantil?

La estimulación temprana infantil consiste en aplicar una serie de técnicas y ejercicios con los que podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollarse física, intelectual y socialmente de forma óptima. Es especialmente útil en bebés y niños pequeños (6-7 años), ya que durante esta época es cuando el cerebro tiene más plasticidad y cuando la personalidad de nuestros hijos se conforma. Muchos estudios aseguran que exponer a los bebés a un ambiente rico en estímulos positivos (colores, sonidos, olores, movimientos…), les ayuda a formar más conexiones neuronales y, por tanto, a ser más hábiles, despiertos e independientes.

 

¿Cómo puedo estimular a mi bebé?

Son muchas las actividades de estimulación precoz que podemos aplicar. Generalmente se dividen en cuatro áreas de desarrollo (cognitiva, del lenguaje, motriz y socio-emocional) y varían según la edad del niño. Sin embargo, siempre debemos tener en cuenta que cada bebé es diferente y tiene, por tanto, necesidades específicas. Lo que funciona con el hermano mayor no tiene porqué ser lo más óptimo para el pequeño. Por eso, os recomendamos ser ante todo flexibles y descubrir qué es lo que cada uno de ellos requiere. En este post hemos reunido una serie de ejercicios básicos de psicomotricidad que podemos aplicar a nuestros bebés de 0 a 12 meses, pero recordad que existen muchos más.

 

Pero primero… unos consejos para crear el ambiente óptimo

El objetivo final de la atención precoz o temprana es estimular a nuestros hijos positivamente, por lo que la actitud con la que apliquemos estas técnicas es esencial. No debe ser algo rutinario o tedioso para nosotros o para nuestro bebé, sino un momento de juego y conexión. Convertidlo en algo agradable, premiando los logros y teniendo siempre en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje.

 

Estimulación temprana en bebés de 0 a 3 meses

  • Construye un ambiente de confianza: coge a tu bebé de forma cariñosa, háblale con suavidad y sonríele. Cántale, acúnale, bésale y acaríciale.
  • Estimula su visión y audición llevándole a zonas con diferentes tipos de iluminación y sonidos (no agresivos) y acostúmbralo al ruido habitual de la casa y de la gente que vive en ella. Muéstrale juguetes coloridos que emitan algún tipo de sonido, llámalo por su nombre y haz ruidos graciosos para atraer su atención. Míralo a los ojos cuando lo acunes y háblale, procurando atraer su mirada.
  • Para activar sus extremidades puedes acariciarle y dar pequeños golpecitos a lo largo de sus brazos y piernas, con un suave masaje. Acuéstalo boca arriba y extiende sus brazos hacia los lados y luego crúzalos en el centro sobre su pecho. Estira y flexiona sus piernas cuidadosamente. Muévelo delicadamente hacia un lado y hacia el otro, procurando que su cabecita siga el movimiento. Abre sus manos suavemente y masajéaselas con tus dedos.
  • Para ayudarle a controlar su cabeza, recuéstalo boca abajo y extiende sus brazos. Luego intenta captar su atención llamándolo o emitiendo sonidos alegres. También podemos acostarlo boca arriba y, cogiéndolo suavemente de las manos, incorporarlo con cuidado hasta sentarlo.

 

Estimulación temprana en niños de 4 a 6 meses

  • Siéntale al jugar, alimentarle y vestirle, para que fortalezca la musculatura. Si no se sostiene, ponle cojines alrededor para evitar que se incline hacia los lados. Si ya empieza a sentarse por sí solo enséñale a utilizar sus manos para apoyarse. Cuando esté sentado agarrarle suavemente de los hombros y balancéale un poquito hacia los lados, hacia delante y hacia atrás.
  • Colócale boca abajo (a gatas o sobre un cojín que lo eleve un poco) y muéstrale un juguete para que lo tome con una sola mano. También puedes ponérselo un poco lejos para que se arrastre a por él, empujándole un poquito un pie y luego el otro.
  • Tumbado boca arriba juega con sus pies, frotando uno contra el otro, y flexiona sus piernas. Acércale sus manos a la cara, para que las vea, y enséñale a juntarlas, como aplaudiendo.
  • Coloca juguetes de colores llamativos a su alcance, para que aprenda a cogerlos y a agitarlos, y permite que se los lleve a la boca (asegúrate de que sean aptos). Muéstrale objetos de diferentes texturas, déjale que los toque y háblale sobre ellos.
  • Cuando balbucee o emita sonidos imítale y sonríele para alentarle a continuar. Acostúmbrale a estar con más personas y a interactuar con ellas. Puedes sentarle frente a un espejo y hablarle sobre él, para que comience a identificarse.

 

Estimulación temprana en bebés de 7 a 9 meses

  • Si aún no gatea, ayúdale a empezar. Colócalo en posición de gateo para que vaya fortaleciendo las extremidades. Si no se sostiene solo, pasa una tela por debajo de su vientre y pecho y, agarrándola por los extremos, eleva un poquito a tu bebé para que quede apoyado sobre sus manos y rodillas. Si ya se sostiene, muéstrale juguetes o llama su atención para que vaya hacia ti. Puedes también darle a coger un objeto, para que se apoye sólo sobre una mano.
  • Cuando esté sentado, muévelo ligeramente hacia los lados (sujetándolo por los hombros) para que use sus manos a modo de soporte. Dale juguetes de diferentes tamaños y anímale a coger los más pequeños usando sólo los dedos índice y pulgar. Déjale que coma algunos alimentos solo, como galletas, y que beba un poco de agua por sí mismo, usando una pequeña taza.
  • Háblale mucho y dile el nombre de las cosas que tiene a su alrededor, para que empiece a identificarlas. Hazle preguntas sencillas para que conteste sí o no y sonríe y prémiale cuando lo haga. Cántale canciones, cuéntale cuentos y muéstrale diferentes sonidos tanto en casa como en la calle.
  • Pídele que haga cosas sencillas como darte un juguete y enséñale a decir adiós con la mano. Esconde tu cara tras un papel y luego descúbrete. Repítelo y anímale a que sea él el que aparte el papel para encontrarte. Puedes hacer lo mismo cubriendo un juguete y alentándole a que lo busque.

 

Estimulación temprana en bebés de 10 a 12 meses

  • Enseña a tu bebé a ponerse de pie y ayúdale a dar pequeños pasitos sujetándolo por las manos. Enséñale a sentarse y a ponerse de cuclillas apoyándose en algún mueble. Si ya se sostiene por sí sólo o apoyado en algún soporte, anímale a andar poniéndole juguetes a cierta distancia.
  • Estimula que haga cosas con las manos como arrugar hojas de papel o plastilina. Dale juguetes que pueda meter y sacar de recipientes. Enséñale a llevarse la cucharilla a la boca y prémiale cuando lo consiga.
  • Practica palabras fáciles y enséñale instrucciones sencillas. Juega a imitar sonidos de animales y háblale de forma correcta, sin utilizar palabras modificadas. Exprésate con frases completas como lo harías con un niño que ya habla.
  • Ayúdale a sociabilizar llevándolo a sitios donde pueda interactuar con otros niños y niñas de su edad y enséñale a tener una actitud positiva frente a ellos. Podéis empezar a practicar buenos hábitos (lavarse las manos, recoger sus juguetes…) para que vaya adquiriéndolos de forma progresiva.

 

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.