Cómo seleccionar un cuidador o canguro para tus hijos

Valora este artículo
[Total: 2    Average: 4/5]

como seleccionar un canguro, que preguntar a la cuidadora, necesito canguro para mis hijos

El cuidador o canguro es el que proporciona cuidados al bebé en tu casa de forma temporal o regular. El objetivo más importante al buscar un cuidador o canguro es encontrarse a gusto con él. Incluso si estáis satisfechos con un primer contacto es recomendable entrevistarse con otras personas. En las distintas entrevistas os daréis cuenta de las diferencias entre unos y otros y eso os ayudará a escoger la persona adecuada.

 

EL PRIMER CONTACTO: LA ENTREVISTA TELEFÓNICA.

En el primer contacto telefónico con una posible canguro se le debe informar de:
– Edad de los niños
– Horas, días o tiempo en que los necesitáis.
– Cantidad de dinero que pensáis pagar.
– La forma de pago.

Si la persona parece interesada, hacerle unas preguntas para ver si a vosotros también os puede interesar, sugerencias:
– Preguntar sobre su situación actual: ¿Por qué está buscando este trabajo? ¿Cuáles son sus planes de futuro?
– Preguntar sobre experiencias anteriores: número y edad de los niños, ¿Qué le gusta hacer con los niños?
Asegurarse de que pueda ser regular en el trabajo. Que no tenga otras obligaciones o responsabilidades prioritarias. Si, en general tiene buena salud.
– Pedir referencias. Nombres y teléfonos.
Escuchar “entre líneas” es muy importante. No solo como responde a las preguntas específicas sino como os parece que lleva la conversación:
– ¿Parece vaga?
– ¿Parece organizada?
– ¿Parece capaz de tomar iniciativas y responsabilidades en resolver problemas potenciales?

 

EL SEGUNDO CONTACTO: EN CASA.

Después de la conversación inicial y de revisar sus referencias, citarla en vuestro domicilio. En el momento de la entrevista debe estar en niño, para que pueda conocerla, pero sobre todo para observar el comportamiento de la cuidadora con el niño.

– Informarle de cómo es vuestro hijo, sus horarios, sueño y juego.
– Hablar de aspectos educativos que son importantes para vosotros como:
– Forma de actuar cuando el niño llora.
– Opiniones acerca de la disciplina.
– Opiniones acerca de enseñarle a controlar los esfínteres.
– Ideas para hacer actividades con él.
– Hablar sobre lo que se espera de ella como cuidadora siendo muy claros respecto a las normas que vosotros tengáis como: fumar, comidas, salidas, visitas, uso del teléfono etc.
– Revisar la cuestión económica. Es recomendable después de arreglar el trato dejarlo por escrito para ambas partes. Así se evitaran confusiones
– Quedar de acuerdo en la forma de prescindir de los servicios con la suficiente antelación por ambas partes.
– En función de las horas trabajadas informaros de la normativa de las empleadas de hogar, seguros, pagas dobles etc.

 

DESPUÉS DE VUESTRA SELECCIÓN

El primer día que trabaje es recomendable:
– Recorrer toda la casa haciendo hincapié en las medidas de seguridad, el botiquín, salidas en caso de incendio. A vuestro hijo le encantará enseñarle la casa y es una forma de facilitarles el encuentro.
– Facilitar los números telefónicos de los padres, abuelos y demás persona allegados que puedan ser avisadas lo más rápidamente posible en caso de urgencias, así como el teléfono del pediatra y demás servicios de urgencias.
– Proporcionarle los documentos médicos necesarios (cartilla SS u otros) para que el niño pueda ser atendido en un servicio de urgencias incluso sin la presencia de los padres.

No olvidéis que los “canguros” para unas horas sueltas durante el día o por la noche, suelen hacer este trabajo para obtener dinero extra. Generalmente son jóvenes y con muy poca formación. Se deben seleccionar entre un circulo de personas muy recomendadas. Una posible solución es que sea una vecino/a jovencito de los que todavía no salen por la noche pero que podéis hablar también con sus padres, estos agradecerán que sus hijos tengan unos ingresos y que vosotros depositéis la confianza de cuidar a vuestro hijo/a en su hijo/a, por lo que ellos también estarán atentos, tampoco quieren que su hijo tenga una mala experiencia.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO