Estreñimiento en niños, sus causas

Valora este artículo
[Total: 18    Average: 4.6/5]

bambina alla toilette El estreñimiento en niños  es frecuente y en la mayoría de los casos se puede solucionar con una dieta equilibrada y enseñando al niño y a la familia unos hábitos higiénicos apropiados.

 

Causas del estreñimiento infantil

Las causas orgánicas del estreñimiento infantil, puede ser por una alteración anatómica de colon y recto como: estenosis anal (ano pequeño y estrecho), megacolon (colon dilatado y grande), oclusión intestinal (por alguna masa) pero todas estas causas son raras, hay que descartarlas pero son raras. En la mayoría de los casos el estreñimiento se asocia a hábitos alimentarios inadecuados, como una dieta con poca agua y fibra.

En la última parte del aparato digestivo, el colón es donde los restos alimentarios procedentes del estómago e intestino delgado van perdiendo su contenido en agua para transformarse en el residuo final, las heces o cacas. La parte final del colon es el recto y se comunica con el exterior a través del ano.

Cuando la dieta contiene mucha agua y fibra (muchas frutas y verduras), las heces son más blandas y su paso a través del colon y recto es fácil y nada doloroso. En cambio, una dieta pobre en líquidos y en fibra tendrá como resultado unas heces duras y compactas que serán difíciles de eliminar. Es entonces cuando las cacas quedan retenidas en el recto más tiempo, perdiendo cada vez más agua y endureciéndose cada vez más.

Si las heces o “cacas” son muy duras, al salir pueden producir pequeñas erosiones en la mucosa anal, las llamadas fisuras, que son muy dolorosas. En los niños esto suele provocar un miedo a la defecación, y de esta manera se perpetúa el problema del estreñimiento, creando un círculo vicioso que hay que saber identificar y tratar lo antes posible.

En resumen podemos decir que las causas del estreñimiento funcional  infantil son:

  • Alimentación pobre en agua y líquidos, demasiados zumos colados y bebidas azucaradas
  • Falta de fibra: pocasfrutas y
  • Abuso de alimentos astringentes: plátano, patata, arroz, manzana,chocolate y azúcares refinados, como golosinas y chucherías.
  • Falta de horarios ordenados para las comidas: muchos niños comen poco en las comidas principales del día, y mucho entre horas, lo que provoca digestiones difíciles.
  • Aprendizaje de los hábitos de higiene: demasiado rígido o demasiado precoz puede dar lugar a oposición o rechazo del niño a ir al baño.
  • Factores psicosociales: inicio delcolegio o de la guardería, cambios familiares traumáticos (fallecimiento, separación, cambio de casa o de ciudad…).

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.