Niños, adolescentes y nuevas tecnologías (TIC): recomendaciones de la AAP para el uso de tablets, móviles, televisión y otros medios digitales

Valora este artículo
[Total: 40    Average: 4.2/5]

abuso del móvil en adolescentes, abuso del móvil en niños, acoso escolar, actividades para niñosNiños, adolescentes y nuevas tecnologías (TIC): recomendaciones de la AAP para el uso de tablets, móviles, televisión y otros medios digitales

Los niños y adolescentes de hoy crecen rodeados de nuevas tecnologías. Tablets, teléfonos inteligentes, ordenadores, televisiones y vídeo juegos forman parte de su día a día. Aunque las TIC y los medios digitales nos traen nuevas formas de entretenimiento y aprendizaje, lo cierto es que también pueden resultar dañinas y peligrosas para el correcto desarrollo de nuestros hijos. Por este motivo, la AAP (Asociación Americana de Pediatría) ha publicado este mes de Noviembre unas recomendaciones básicas para evitar los efectos perjudiciales de estas nuevas tecnologías.

 

Abuso de las TIC por parte de niños y adolescentes: efectos negativos de las nuevas tecnologías

  • Obesidad infantil. El uso excesivo de nuevas tecnologías propicia que niños y adolescentes permanezcan más tiempo en casa y se muevan menos, lo que deriva en problemas de sobrepeso y obesidad infantil. Además, según datos de la AAP, los anuncios comerciales de comida y ver la televisión mientras se come parecen estar vinculados al aumento de la ingesta de calorías. Los anuncios “despiertan” las ganas de picar entre horas, y comer viendo la TV retrasa la sensación de saciado.
  • Sueño. El uso de aparatos digitales puede perjudicar la calidad del sueño. La exposición a la luz de las pantallas antes de dormir afecta a los niveles de melatonina y retrasa la conciliación del sueño.
  • Problemas de visión. Las pantallas LED de las tablets y los móviles emiten cinco veces más luz de onda corta de lo recomendado. Diversos estudios afirman que este exceso de luminosidad, además de provocar fatiga ocular, puede dañar seriamente la retina. Esto es especialmente peligroso en niños pequeños, pues el cristalino de sus ojos no está aún desarrollado y no es capaz de filtrar correctamente esta luz. Los daños oculares pueden ser irreversibles.
  • Desarrollo infantil. Especialmente en niños pequeños, se ha demostrado que el consumo excesivo de televisión y otros medios digitales afecta negativamente a su desarrollo cognitivo y socio-emocional, además de provocar retrasos en el lenguaje.
  • Vídeo juegos, televisión, redes sociales,…etc. pueden crear adicciones en niños y adolescentes. Esto acarrea, entre otras cosas, fracaso escolar y pérdida de interés en aspectos de la vida real, como las relaciones sociales o familiares.
  • Fracaso escolar. El uso del móvil, especialmente, está muy vinculado al fracaso escolar. Su uso constante durante los deberes, o incluso en los centros escolares, impide que los niños y jóvenes se concentren y asimilen correctamente los nuevos conceptos.
  • Cyberbullying y otros abusos. El anonimato de Internet abre oportunidades a acosadores de todo tipo. El bullying cibernético está creciendo los últimos años, junto con el “sexting” (intercambio de imágenes y mensajes de contenido sexual) y otras formas de acoso e intimidación.
  • Influencia de los medios. Todas estas nuevas formas de entretenimiento pueden ser un arma de doble filo. Imágenes cargadas de violencia o contenido sexual, abuso de drogas, tabaco o alcohol están a disposición de todos los públicos. Niños y adolescentes expuestos a estos contenidos son más susceptibles de reproducirlos.

 

Recomendaciones para padres: ¿Cómo evitar los efectos negativos de las nuevas tecnologías en nuestros niños y adolescentes?

Pese a que en este post hemos tratado especialmente los peligros y efectos negativos de las TIC, no hay que olvidar que no todo en ellas es perjudicial. Internet y las nuevas tecnologías pueden ser una herramienta de aprendizaje muy poderosa. La clave está en el control y el uso responsable.  Como los niños y adolescentes no tienen la madurez suficiente para encontrar ese equilibrio, recae sobre nosotros, padres y pediatras, la responsabilidad de ayudarles a conseguirlo. A continuación os dejamos los consejos de la AAP para el uso de nuevas tecnologías en niños y adolescentes.

  • Menores de 6 años: Algunos padres se sienten, en cierto modo, obligados a introducir pronto a sus hijos en el manejo de aparatos electrónicos. Consideran que si no aprenden desde pequeños, tendrán dificultades para “ponerse al día” cuando comiencen la escuela. Sin embargo, esta es una idea equivocada, puesto que los niños aprenden tan rápido, y las TIC para uso infantil son tan intuitivas, que no entrar en contacto con ellas hasta Primaria no les supondrá ningún hándicap ni retraso. Así que, en este sentido, no os sintáis en la obligación de enseñarles pronto a usar estas nuevas tecnologías. Para aquéllos que sí preferís hacerlo, tened en cuenta que la AAP recomienda evitar el uso de pantallas hasta los 18-24 meses (a excepción de video llamadas). A partir de los 18-24 meses se les puede permitir el contacto con aparatos electrónicos, pero siempre escogiendo programas/juegos educativos de calidad y acompañándoles mientras hacen uso de ellos. De esta forma les ayudaréis a entender y asimilar lo que están viendo. El uso de pantallas debe limitarse a 1 hora al día y es recomendable que se ajuste su brillo al mínimo, para evitar daños oculares. También, en Tablets y Smartphones, se pueden utilizar filtros especiales que ayudan a minimizar el impacto de la luminosidad.
  • Evitad usar aparatos digitales como único medio para calmar al niño. Aunque hay momentos en los que la Tablet, el Smartphone o la TV pueden ayudar a que vuestro hijo se tranquilice y se entretenga (como en viajes largos), es recomendable que se evite utilizar este truco a menudo. Si se acostumbra a esto, no aprenderá otras formas de sosegarse o de lidiar con sus frustraciones, lo que repercutirá negativamente en su comportamiento.
  • Supervisar las APP y el contenido de TV y videojuegos. Probad antes las APP y jugad con ellos las primeras veces, para valorar su contenido. También podéis activar el control parental en la televisión y el ordenador, y así evitar que accedan a contenidos poco recomendables.
  • No usar pantallas 1 hora antes de dormir. Apagar aparatos digitales al menos una hora antes de irse a la cama mejorará su sueño. También es importante que no duerman con ellos en la habitación.
  • Sueño y actividad física. Aseguraos de que descansan las horas recomendadas y de que hacen al menos 1 hora de ejercicio físico al día.
  • Designad lugares y momentos libres de pantallas. Comprometeros, tanto niños como adultos, a no usar aparatos electrónicos durante, por ejemplo, las comidas o el tiempo en familia, o en lugares como las habitaciones. También podéis crear horarios para el uso de TV, ordenador y vídeo juegos.
  • Concentración durante los deberes. Convenced a vuestros hijos para que no usen aparatos que puedan distraerles mientras están estudiando o haciendo los deberes. La televisión, el móvil o las redes sociales les desconcentrarán en sus horas de estudio y perjudicarán su rendimiento escolar.
  • Fomentad otras formas de ocio. Deportes, leer, hablar, jugar en familia…etc.
  • Estableced una buena comunicación y un ambiente de confianza. Habladles de los peligros de Internet y enseñadles a evitarlos. La privacidad, el cyberbullying, rechazar contactos desconocidos etc. son temas básicos que se deberían tratar. Crear un diálogo abierto con ellos les dará la confianza necesaria para acudir a vosotros si existe algún problema.

Fuentes: AAP COUNCIL ON COMMUNICATIONS AND MEDIA. Media and Young Minds. Pediatrics. 2016;138(5):e20162591

AAP COUNCIL ON COMMUNICATIONS AND MEDIA. Media Use in School-Aged Children and Adolescents. Pediatrics. 2016;138(5):e20162592

 

 

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.