¿Por qué babean los bebés?

Valora este artículo
[Total: 27    Average: 4.5/5]

por que babean los bebés, mi bebé babea mucho, mi hijo babea, los bebés y las babas

¿Por qué babean los bebés?

Varios son los motivos por los que babea un bebé a pesar de que popularmente siempre suele atribuirse la culpa a los dientes, pero no siempre es por los dientes.

En los primeros meses, el bebé presenta poca actividad, se limita a comer y dormir.

La zona más sensible del bebé en ese momento es la boca y es a través de la boca como va conociendo su entorno y relacionándose con él. Esto es puro instinto de supervivencia pues a través de la boca se alimenta, acto que en este momento es el más importante para sobrevivir. Más adelante el bebé ya casi un niño tendrá otras maneras de conocer y relacionarse con el entorno pues su forma de conocer ya no se limita a la boca, se han desarrollado sus otros sentidos, por lo que ya no precisa meterse todo en la boca para conocer y aprender.

 

El bebé a los 2 meses empieza a babear por meterse las manos en la boca

Por instinto de supervivencia el bebé de 2 meses se lleva todo a la boca para conocer su entorno. En este momento a lo que tiene acceso es a sus manos, para conocerlas, se las lleva a la boca y explora nuevas sensaciones, juega con ellas.

Siempre que nos introducimos algo en la boca se pone en marcha nuestra salivación y en el caso de los bebés esto no es distinto, por eso empiezan a babear.

Pero este es un paso previo y necesario para lo que vendrá después, la alimentación complementaria:

  • La necesidad de llevarse los alimentos a la boca.
  • La necesidad de pasar de la succión de la leche a la deglución de los alimentos.
  • La necesidad de que la salivación que forma parte de la primera fase de la digestión de los alimentos ya funcione correctamente.

Por tanto, podemos ver que todo ello no tiene relación alguna con los dientes.

 

El bebé a los 6-12 meses que babea mucho y sigue metiéndose las manos en la boca

Pero más que meterse las manos en la boca el bebé lo que quiere es morder y tiende a morder por una zona de la encía que habitualmente está ensanchada y, en ocasiones, ya podemos ver o imaginar las puntas de los dientes.

Es aquí, entre los 6 y 12 meses cuando realmente suelen salir los primeros dientes.

La saliva también aquí tiene su función de protección contra las infecciones, pues el bebé se introduce cualquier cosa en la boca para calmar su dolor.

Sin embargo hay ocasiones en que los bebés babean mucho sin meterse la mano en la boca y esto ya no forma parte de la normalidad.

 

Los bebés que babean mucho sin meterse las manos en la boca y dejan de comer

Esta etapa es cuando son más mayorcitos y empieza la época de las infecciones. Si el bebé deja de comer o lo hace en menor cantidad suele ser un signo de dolor de garganta, de dificultad para tragar incluso su propia saliva.

La causa suele ser alguna infección viral, algunas de estas infecciones pueden producir, por ejemplo, llagas en la boca. Estas llagas duelen tanto que el simple gesto de tragar resulta doloroso y por ello el bebé evita tragar su propia saliva y la elimina babeando.

En otras ocasiones, las virasis pueden producir inflamación de las vías aéreas. Por ejemplo, una faringitis o una laringitis que además le ocasiona dificultades para respirar y el resultado visible también es un aumento del babeo por parte del bebé.

En todos estos casos es preciso realizar un diagnóstico exacto e implementar un tratamiento adecuado por lo que la recomendación es que acudas a tu pediatra.

 

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.