Accidentes en niños y bebés: ¿Qué debería contener el botiquín de primeros auxilios?

Valora este artículo
[Total: 15    Average: 4.7/5]

materiales botiquín, medicamentos botiquín, paracetamol niños, picaduras niños, primeros auxilios bebés, primeros auxilios niños, productos botiquín, qué debe contener botiquín

Accidentes en niños y bebés: ¿Qué debería contener el botiquín de primeros auxilios?

Cuando tenemos bebés y niños pequeños, los accidentes son evitables pero ocurren, por lo que tener a mano un buen botiquín de primeros auxilios puede ayudarnos mucho. Muy a menudo, el botiquín de casa es un batiburrillo de medicamentos a medio terminar, caducados o en malas condiciones,  en que lo que se necesita nunca parece estar disponible. Por eso, tener un botiquín básico y bien organizado puede evitarnos quebraderos de cabeza cuando menos los necesitamos. Pero, ¿qué debería contener un buen botiquín cuando hay niños en casa?

 

¿Cómo debería ser el botiquín y dónde debemos colocarlo?

Además de su contenido, el botiquín en sí mismo también es importante. Deberíamos escoger una caja adecuada, resistente y que se pueda transportar fácilmente. Debe tener un cierre seguro, a ser posible hermético, que impida que los más pequeños puedan acceder a los contenidos. Para eso, es también esencial que lo coloquemos en un lugar al que los niños no puedan acceder, aunque los demás miembros de la familia (hermanos adolescentes, adultos, cuidadores, etc.) deben saber dónde se encuentra para poder utilizarlo en caso de emergencia.

Los materiales y medicamentos que coloquemos dentro deben estar bien organizados, evitando que haya productos caducados o en mal estado. Para eso, es recomendable revisarlo cada poco tiempo, reponer lo que nos falta, sacar lo que no debería estar y mantenerlo limpio y en un lugar fresco y seco. También es conveniente guardar los prospectos de los medicamentos para saber cómo utilizarlos y en qué dosis.

Para poder llevarnos el botiquín con nosotros allá donde vayamos, lo cual es muy recomendable cuando tenemos niños pequeños, puede ser una buena idea tener dos botiquines básicos: uno que se queda en casa y otro más pequeño que podamos meter en el bolso o la bolsa de paseo. Éste, aunque en menor cantidad, debería contener los mismos materiales que describiremos a continuación y que son esenciales para unos primeros auxilios eficaces. A día de hoy, existen muchos productos que se venden en formato monodosis y que son perfectos para tener siempre a mano. El resto de medicamentos deberían guardarse en un lugar específicamente destinado a ello y siempre lejos del alcance los de los niños.

Además de todas estas recomendaciones básicas, algo que es muy importante cuando se convive con niños es tener nociones de primeros auxilios. En nuestras consultas frecuentes podéis acceder a muchos contenidos sobre seguridad infantil. Aunque los casos graves siempre han de ser tratados en un centro médico, actuar correctamente de forma precoz puede evitar muchos sustos más importantes.

 

Materiales que debería contener el botiquín de primeros auxilios

El botiquín básico necesario cuando tenemos niños pequeños debería contener los siguientes materiales:

  • Termómetro. Hay muchas variedades (rectales, de oído, de chupete…), pero cualquiera de ellos debe ser un básico de nuestro botiquín.
  • Tiritas. Para heridas pequeñas, tipo arañazo. Se deben cambiar a menudo y no dejarlas puestas demasiado tiempo, ya que reblandece la piel y complica el proceso de curación. No suele ser recomendable usarlas más de 24 horas.
  • Gasas estériles. Para limpiar o taponar las heridas siempre es recomendable usar gasas estériles en lugar de algodón. Este está compuesto por pequeños filamentos que suelen quedarse adheridos a la piel y complicar la cura.
  • Pueden ser de gasa o elásticas, y sirven para realizar vendajes básicos.
  • Esparadrapo. Para fijar las gasas o las vendas.
  • Tijeras. Para cortar las vendas, gasas y esparadrapo.
  • Pinzas. Muy útiles para retirar pequeños objetos que se clavan en la piel de los pequeños o que están presentes en la herida. Siempre con cuidado y habiendo desinfectado el material.
  • Aspirador nasal. Para realizar lavados nasales cuando el pequeño presenta mucosidad excesiva. Se suele usar en combinación con el suero fisiológico (primero se aplica el suero y luego se extrae la mucosidad con el aspirador).

 

Medicamentos en el botiquín infantil

Los medicamentos y productos que debería contener el botiquín infantil son los siguientes:

  • Paracetamol para niños. Este medicamento es un analgésico que actúa contra el dolor leve o moderado y como antipirético para bajar la fiebre. Es muy útil para mejorar los síntomas de muchas afecciones, pero debemos aplicarlo siguiendo las pautas del pediatra.
  • Ibuprofeno. Es un antiinflamatorio que sirve para mitigar el dolor y bajar la inflamación. Como en el caso anterior, deben usarse dosificaciones acordes a la edad y peso del niño, que deben ser recomendadas por un pediatra.
  • Antisépticos. Son sustancias que sirven para desinfectar las heridas y los materiales que se van a usar en las curas. Un ejemplo es el iodo, el agua oxigenada o alcohol.
  • Suero fisiológico. Se utiliza especialmente para lavados nasales y/o oculares, y para lavar heridas. Se puede encontrar en monodosis que son más sencillas de usar y que garantizan que el producto no se estropea o contamina.
  • Pomadas para picaduras de insectos. No son esenciales para un botiquín básico, pero se pueden incluir. Siempre deben aptas para niños, por lo que hay que asesorarse antes de adquirirlas. Normalmente las más adecuadas son aquellas que están hechas a base de productos naturales, aunque no están recomendadas para todas las edades. Pueden aplicarse en casos de picaduras leves, ya que las que son más importantes o producen reacciones alérgicas deberán tratarse en un centro médico.
  • Pomadas para quemaduras. Tampoco son un básico pero puede ser útil tenerlas a mano. Sólo podrán aplicarse en casos muy leves, ya que las quemaduras generalmente deben ser revisadas por un médico.

 

 

¿Tienes dudas? Compra una video llamada y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.