Intolerancia al gluten en niños: qué es la enfermedad celíaca y cómo detectarla

Valora este artículo
[Total: 188    Average: 4.5/5]

alimentación infantil, anemia en niños, cansancio en niños, celiaquía en niños, diagnóstico intolerancia al gluten, diarrea en niños, dieta intolerancia gluten

Intolerancia al gluten en niños: qué es la enfermedad celíaca y cómo detectarla

La intolerancia al gluten en es un trastorno cada vez más habitual en nuestra sociedad. Aunque no queda del todo claro a qué se debe este incremento en el número de pacientes celíacos, se considera que existen una serie de factores que propician el desarrollo de ésta y otras intolerancias alimentarias. La celiaquía en cuestión se caracteriza por presentar síntomas muy diversos que a menudo son confundidos con otras patologías o que pueden incluso pasar desapercibidos. Para conocer un poco más sobre la enfermedad celíaca y aprender a diferenciarla, en el post de hoy vamos a hablar sobre la intolerancia al gluten en niños y sus síntomas más comunes.

 

¿En qué consiste la enfermedad celíaca?

La celiaquía o intolerancia al gluten, como el resto de alergias e intolerancias alimentarias,  es una enfermedad crónica que se produce cuando el sistema inmunológico cataloga de “peligrosa” una sustancia que en realidad no lo es. En este caso, el organismo rechaza una proteína conocida como gluten que está presente en muchos cereales, especialmente en el trigo, el centeno y la cebada.

En la enfermedad celíaca, el cuerpo rechaza el gluten produciendo daños en las vellosidades del intestino delgado. Estas pequeñas proyecciones son las responsables de absorber correctamente los nutrientes. Por este motivo, los intolerantes al gluten presentan problemas para asimilar el hierro, las vitaminas y el resto de nutrientes presentes en los alimentos, y desarrollan problemas de salud derivados de todas estas carencias.

 

¿Por qué se produce la intolerancia al gluten en niños?

Como ya hemos mencionado, la intolerancia al gluten se produce cuando el cuerpo rechaza esta proteína, dañando el intestino en el proceso. Por qué el sistema inmunológico se comporta de este modo no está del todo claro. Tanto en el caso de las alergias como en las intolerancias, es el propio organismo el que reacciona de forma anormal ante sustancias que en principio no suponen ningún peligro. En las alergias, la reacción es mucho más exagerada y sistémica, afectando a varios órganos y pudiendo llegar incluso a poner en riesgo la vida del paciente. En el caso de las intolerancias, lo que se produce es un rechazo que, si bien es mucho más leve, puede dar lugar a otras enfermedades.

En la actualidad, cada vez se detectan más casos de alergias e intolerancias. No se sabe a ciencia cierta qué es lo que las produce, pero todo parece indicar que se deben a una combinación de factores genéticos y ambientales. Así, en el caso de la intolerancia al gluten en niños, el componente hereditario parece jugar un papel clave. Los antecedentes familiares de celiaquía aumentan el riesgo de padecer este tipo de intolerancia. También, como factor ambiental, es destacable el hecho de que el gluten está mucho más presente en nuestra dieta de lo que lo estaba décadas atrás. Aunque los seres humanos siempre hemos consumido cereales y derivados (como el pan), lo cierto es que hoy el gluten está presente en muchos alimentos procesados, incluso en aquellos que no derivan, a simple vista, de ningún cereal. Esto se debe a que el gluten se utiliza muy a menudo en la industria alimenticia como espesante, por lo que su consumo está mucho más extendido.

Sin embargo, el incremento de casos de intolerancia al gluten en niños, como los de muchas otras intolerancias alimentarias, también puede deberse a que cada vez se tiene más conocimiento sobre el tema y se realizan diagnósticos más certeros. La celiaquía, particularmente, lleva asociada una sintomatología muy diversa, por lo que en ocasiones el problema puede pasar desapercibido o confundirse con otras patologías.

 

Síntomas de  la intolerancia al gluten en niños

Los síntomas de la enfermedad celíaca en niños son muy variados y pueden comenzar en cualquier momento de la vida. Hay casos en los que la intolerancia se detecta a edad muy temprana, cuando el bebé entra en contacto con el gluten por primera vez, y otros en los que el diagnóstico es mucho más tardío, pudiendo no ser evidente hasta la edad adulta. Debido a que en muchas ocasiones la celiaquía no produce síntomas clínicos que hagan sospechar de este trastorno, la Federación de Asociaciones de Celiaquía en España estima que un 75% de los pacientes están todavía por diagnosticar.

En general, los síntomas más frecuentes de la intolerancia al gluten en niños son:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarreas o estreñimiento
  • Gases y cólicos
  • Dolor e hinchazón de barriga
  • Pérdida de peso
  • Retraso en el crecimiento
  • Cansancio extremo
  • Anemia
  • Irritabilidad
  • Eccemas en la piel
  • Aftas bucales y defectos en el esmalte dental
  • Falta de energía, introversión y dependencia

 

Diagnóstico y tratamiento de la intolerancia al gluten en niños

Como ya hemos mencionado, diagnosticar la celiaquía puede ser complicado cuando no existen síntomas o estos no son los habituales. Sin embargo, una vez se sospecha de una posible enfermedad celíaca, el diagnóstico suele ser rápido. Se comienza realizando un análisis de sangre para comprobar si existen anticuerpos al gluten y, en caso positivo, se procede a realizar una biopsia intestinal para evaluar si se han producido daños en el intestino delgado.

Una vez se diagnostica la intolerancia al gluten en niños, el tratamiento consiste en seguir una dieta 100% libre de gluten durante toda la vida. La celiaquía es una enfermedad crónica, por lo que aunque se produzca una recuperación al eliminar el gluten de la dieta, el niño celíaco nunca será capaz de asimilar esta proteína y volverá a desarrollar los síntomas si comienza a ingerirla de nuevo. La dieta debe estar basada en alimentos frescos como carnes, pescados, huevos, hortalizas, frutas y cereales sin gluten (el arroz y el maíz). Debido a que la mayoría de productos procesados contienen gluten, o trazas del mismo, deberán evitarse completamente.

 

 

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.