La importancia del calcio y los productos lácteos

Valora este artículo
[Total: 14    Average: 3.6/5]

42593617 - children eating healthy food in kindergarten or nurseryLa importancia del calcio y los productos lácteos

Los lácteos son un alimento muy importante en los primeros meses de vida aconsejándose actualmente por ejemplo que la leche sea el alimento único hasta los 6 meses. Posteriormente también forman parte de la dieta infantil y de la adulta en la cultura occidental pues son una fuente de calcio, uno de los principales constituyentes de los huesos. Pero el calcio además de ser importante para el crecimiento, también interviene en otros procesos importantes del organismo.

 

¿Para qué necesita calcio nuestro organismo?

En la infancia y adolescencia, el organismo usa el calcio para la construcción de los huesos. El hueso se va mineralizando y actúa como reserva de calcio. Cuando por ejemplo hay déficit del calcio que se necesita para el buen funcionamiento de los músculos y hay niveles bajos de calcio en sangre, el cuerpo utiliza el calcio de los huesos para esas funciones y de esa manera el hueso se va descalcificando. Esto es frecuente en las mujeres con déficits alimentarios y vida sedentaria que agotan el reservorio de calcio de los huesos. Por tanto, el aporte de calcio y la actividad física son imprescindibles para mantener una salud ósea satisfactoria.

 

¿Cómo puedo aportar a los niños el calcio que necesitan?

Son varios los alimentos fuente de calcio. Pero tan importante es el aporte de calcio como el de vitamina D, ya que la función de ésta es ayudar a la absorción del calcio. De esta manera, en la cultura occidental la leche y los lácteos que son ricos en calcio y vitamina D. Se han convertido en alimento habitual e indispensable a pesar de que hay hortalizas, legumbres y semillas que también son fuente de calcio.

Estos alimentos son muy utilizados en niños con intolerancia a la lactosa, alergia a la proteína de vaca o en otras culturas en las que no disponen de lácteos o no tienen costumbre de ingerirlos.

Las industrias alimentarias de occidente, han apostado por la leche y sus derivados y son una buena opción alimentaria siempre que no se abuse de ellos y no se conviertan en la base alimentaria de niños ya mayorcitos. Es mejor comprar los productos no edulcorados por el peligro que conllevan: adicción a la alimentación demasiado dulce y un exceso de azucares en la dieta y que se deberían complementar con frutas naturales y no simplemente sabores. Un yogur en el desayuno o la merienda, y un vaso de leche son buenas maneras de incorporar calcio a la dieta de los niños y fáciles de tomar para la mayoría de ellos.

¿Qué tipos de productos lácteos pueden tomar los niños? Existen diferencias entre los distintos tipos de lácteos. Si no hay problemas de intolerancia alimentaria el niño los puede tomar todos. Para los niños que presentan cierta intolerancia a la lactosa, pueden tomar sin llegar al umbral de intolerancia leche fermentada que es baja en lactosa o yogures, ya que los fermentos usan la lactosa como fuente de energía. El queso también es fuente de calcio, siendo una alternativa para los niños que no quieran leche.

Los lácteos son una buena fuente de calcio y vitamina D pero no son la única y su utilización varia de unas zonas a otras del planeta. La clave de su éxito es su fácil consumo.

 

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.