El estado emocional y la estación del año

Valora este artículo
[Total: 7    Average: 4.9/5]

54270212 - happy kid girl eating vegetables. healthy nutrition for children

El estado emocional y la estación del año

Casi todos experimentamos cambios anímicos relacionados con el clima y el tiempo y cambiamos nuestros hábitos: dieta, actividades, horarios de sueño de una estación a otra pues nos adaptamos a los cambios estacionales que independientemente de la edad, parecen ir ligados a la exposición a la luz solar.

El sol nos ayuda a sentirnos mejor. Aunque a veces el exceso también puede alterarnos. El cerebro responde a la luz regulando la producción de dos hormonas que intervienen en el ciclo del sueño y vigilia, la energía y el estado de ánimo: son la melatonina y la serotonina.

La melatonina aumenta por la tarde, se mantiene en sus niveles más altos por la noche y disminuye cuando sale el sol. Nos ayuda a conciliar el sueño y a descansar bien por la noche. Del mismo modo, el invierno es la estación en la que el cuerpo produce mayores niveles de melatonina.

La serotonina tiene el ciclo opuesto. Va aumentando a primeras horas de la mañana por eso nos levantamos vitales y va disminuyendo a lo largo del día y también sigue un patrón estacional Aumenta con la mayor exposición solar, del verano, y disminuye en invierno, cuando las horas de luz son menos pues el día se acorta.

Así, cuando los días son más cortos y aumenta el número de horas de oscuridad, se puede producir un incremento de los niveles de melatonina y un descenso de los niveles de serotonina. Por eso el invierno se asocia a síntomas como la tristeza y la irritabilidad, mientras que en verano tendemos a estar más despiertos, más alegres y más positivos. La primavera se relaciona con la renovación; se alarga el día y aumenta la producción de serotonina, en detrimento de la melatonina.

Conocer estos cambios hormonales normales de cada nueva estación nos ayuda a no alarmarnos, de esta manera si los niños se muestran más decaídos o tristes nuestra función será tener más paciencia y perseverancia para hacer frente al día a día, así como animarles y ayudarles en sus actividades diarias.

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos a sentirse más positivos y enérgicos? De forma natural aprovechando bien las horas de sol para realizar actividades al aire libre y explicándoles que estos cambios son normales, que incluso hay animales que viven en zonas de frio y largas noches que hibernan toda la estación de invierno.

Manteniendo una dieta variada y un actividad física adaptada al clima, pero activa, se pueden equilibrar los estados emocionales de las distintas estaciones del año.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.