Cómo cuidar a los niños del frío en invierno

Valora este artículo
[Total: 48    Average: 4.6/5]

50082841 - cute little boy, kid in winter clothes walking under the snow

Cómo cuidar a los niños del frío en invierno

Cuando las condiciones de frío, lluvia y viento se apropian del invierno, aumentan las consultas sobre cómo abrigar a los niños y qué otras medidas pueden ayudar a cuidarles del frío. Es evidente que la primera medida en la que pensamos es el abrigo. Aquí van algunos consejos para que puedas darlos a los padres

  1. Ropa. El abrigo debe ser adecuado. Ni mucho ni poco. Un exceso de abrigo puede provocar que los niños suden, y el sudor en un mecanismo para bajar la temperatura de cuerpo, por lo que el efecto que se consigue es el contrario al que se pretendía. Es importante mantener calientes las zonas más periféricas del cuerpo: manos, pies, orejas y nariz. Guantes, un gorro, una bufanda y unas orejeras deben tener un espacio en el armario de invierno, es importante que los niños se abriguen al salir al patio y se desabriguen al volver a clase..
  2. Cuidado de la piel. El viento y el frio pueden producir cambios en la piel que en épocas de frio suele estar más seca y precisar mucha hidratación. Los labios son especialmente sensibles al frío y el viento, de modo que el uso de un protector labial también suele ser recomendable.
  3. Una alimentación saludable es la base de una buena salud. En invierno, una dieta rica en vitaminas ayudará a reforzar las defensas.

Las vitaminas, se clasifican según su solubilidad en grasas, vitaminas: A, D, E, K y F o solubilidad en agua, vitaminas: B y C.  No son buenos ni la falta ni el exceso de vitaminas.

  • Vitamina A: se necesita para el desarrollo de los huesos, el funcionamiento de la inmunidad, tener una buena visión y en la reproducción, es un antioxidante, la encontramos en: la leche, el queso, la mantequilla, zanahoria, tomate, espinacas, calabaza, brócoli, perejil, lechuga, melón, mango, papaya, aceite de hígado de pescado, aceite de soja y en la yema de huevo.

 

  • Vitamina D:necesaria para la absorción del calcio y fósforo, precisos para la formación de los huesos y los dientes.  Se encuentra en: lácteos, quesos, yema de huevo, sardina, salmón, atún, aceites de pescado, semillas,  hígado y en la luz solar.

 

  • Vitamina K:necesaria para la coagulación (prevención de hemorragias) y la formación del tejido óseo. Se encuentra en: vegetales verdes como la espinaca, la lechuga y el brócoli, aceites vegetales, en el hígado y en los cereales integrales.

 

  • Vitamina C: mejora la visión, es antioxidante, antibacteriana, fundamental en la formación del colágeno, antihistamínica y disminuye la presión arterial, además de reparar huesos, cartílagos y dientes. La encontramos en: frutas cítricas, la coliflor, los pimientos, las espinacas, el plátano, la piña, la fresa, el melón, los arándanos y las patatas.

 

  • Vitaminas del grupo B: B1o  tiamina, B2: o riboflavina, B3: o  niacina interviene en la absorción de los azucares, en la generación de energía y en la absorción de la glucosa por parte del sistema nervioso. Es importante en el funcionamiento de nuestros sentidos y necesaria para la piel. Se encuentra en carnes, en la yema de huevo, frutas y vegetales,  legumbres, cereales integrales y lácteos. Son las que se tienen que suplementar en caso de ditas vegetarianas.

 

Son todas estas vitaminas que se deben de ingerir habitualmente y que en épocas de frio hay que evitar que falten en la dieta habitual de nuestros niños. A pesar de que en invierno hay menos frutas y verduras de temporada. Son épocas de mayor hacinamiento, de niños en salas cerradas, peor o mal  ventiladas, es en estos espacios donde los virus proliferan con facilidad y como el contacto entre niños es más estrecho y hay menos vida en espacios al aire libre y soleados, los contagios son frecuentes.

Existe una mayor probabilidad de caer enfermo en caso de falta de nutrientes esenciales para el sistema inmunológico. En estas épocas también hay que insistir en la necesidad de lavase las manos con frecuencia, utilizar pañuelos de un solo uso y que las familias no traigan a los niños al colegio hasta pasadas 24h sin fiebre.

 

Enlaces: (1) Vitaminas: http://faros.hsjdbcn.org/es/node/971

 

 

¿Tienes dudas? Compra una video llamada  y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.