Dentición infantil: Irritación, dolor de encías y salivación excesiva

Valora este artículo
[Total: 35    Average: 4.8/5]


alimentos para inflamación de encías en bebés, analgésicos para la dentición, babeo en bebés, babeo excesivo en bebés y niños, consejos para aliviar el dolor de la denticiónDentición infantil: Irritación, dolor de encías y salivación excesiva. Consejos para aliviar las molestias ocasionadas por la salida de los dientes.

Aunque cada bebé tiene su propio ritmo, lo habitual es que los dientes de leche comiencen a salir entre los 6 y los 8 meses de edad. A los 3 años suelen haberse completado tanto la arcada superior como la inferior, dando lugar a un total de 20 dientecitos. Este proceso, que conocemos como dentición de leche o primaria, puede ocasionar molestias de diverso grado, aunque muchos niños apenas presentan síntomas. Las señales más habituales de que estamos ante la salida de algún diente son:

  • Babeo excesivo, irritación de la piel de la barbilla y escoceduras en el culete.
  • Inflamación y dolor en las encías, problemas para comer, tendencia a morder objetos duros.
  • Irritabilidad, nerviosismo, insomnio, llanto.

La salida de los dientes puede ser, por tanto, una experiencia frustrante y molesta tanto para los niños como para los padres, pero no es grave ni suele presentar complicaciones. Aunque a veces puede producirse un ligero incremento de la temperatura corporal, síntomas como fiebre alta y diarrea no se asocian a la dentición, por lo que en caso de que se presentasen sería recomendable consultar el caso con un pediatra.

 

¿Cómo aliviar las molestias de la dentición? Trucos para padres

  • ¡Morder! La inflamación de las encías provoca que los niños tengan una necesidad imparable de morder cosas, cuanto más duras mejor. Esto hace que cualquier objeto que se encuentre a su alcance pueda ser utilizado con este propósito, por lo que es una época en la que debemos prestar especial atención para evitar accidentes. Actualmente existen en el mercado una gran variedad de juguetes y mordedores aptos para que los niños se los lleven a la boca. Podéis probar con diferentes durezas y texturas hasta dar con aquéllos que les resulten más agradables. También hay galletas especiales para la época de dentición, que son más duras y contienen menos azúcares.
  • Masajes en las encías. Otra manera de aliviar el dolor de las encías es darles un masaje con el dedo, ejerciendo un poco de presión y asegurándonos de tener las manos limpias y, a ser posible, frías. También se puede ejercer el masaje con un trapo o tela húmeda, preferiblemente rugosa, pues este tipo de texturas contribuyen a aliviar la desazón.
  • Cosas frías. Morder cosas frías ayuda mucho a aliviar las molestias asociadas a la dentición. Podemos refrigerar los mordedores en la nevera antes de dárselos u ofrecerles alimentos fríos (en el caso de que ya coman cosas solidas), como trozos de manzana y zanahoria. También las bebidas frías pueden ayudar a desinflamar las encías, aunque debemos tener cuidado de que no lo estén en exceso.
  • Alimentos blandos cuando el dolor es excesivo. Si nuestro niño evita comer es porque le resulta demasiado molesto o doloroso. En este caso podemos darle alimentos blandos y templados (o fríos, según lo que tolere mejor) como compotas, purés y yogures. Les resultará más fácil ingerirlo y evitando productos calientes les ayudaremos más a aliviar el malestar. Además, podemos darles de comer con cubiertos de silicona, que son más blandos y suaves.
  • Analgésicos tópicos. Existen ciertos geles o cremas especialmente indicados para aliviar las molestias asociadas a la dentición. Sin embargo, su uso debe limitarse a los niños mayores de dos años y no se debe abusar. El problema de estos geles es que no se quedan sólo sobre la encía, sino que la mayor parte de lo que se aplica acaba por ser ingerido. Por eso se deben usar con precaución y, en caso de duda, consultar con un pediatra.
  • En casos en los que el bebé o niño está muy molesto, el pediatra puede recetar medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación, como paracetamol o ibuprofenos. Sin embargo, este tipo de tratamientos sólo deben aplicarse cuando el pediatra lo recomienda.
  • Uso de baberos. Para evitar que se le irrite la barbilla o que se le enfríe el pecho al tener la camiseta mojada, podemos usar baberos cuyo interior sea impermeable y cuyo exterior sea bien absorbente. Mantener su piel seca le ayudará a evitar irritaciones, aunque hemos de ser delicados a la hora de secarle para evitar empeorar el problema.
  • Pañales sequitos. Durante la dentición se babea más, por lo que parte de esa saliva pasa al tracto urinario, acidificando la orina y provocando irritaciones. Esto puede ocasionar que nuestro bebé presente el culito más rojo de lo normal y que se sienta incómodo. Para tratar y/o evitar estas escoceduras, podemos elegir pañales de buena calidad que le mantengan seco por más tiempo, cambiarle cuando notemos que está mojado y usar pomadas regeneradoras.
  • Mimitos y comprensión. Muchos niños están realmente incómodos e irritados durante la dentición. Algunos incluso sienten dolor y malestar que les impide comer y dormir correctamente, lo que también afecta a los padres. Es una época en la que debemos ser más pacientes y comprensivos. Los mimos y el cariño son esenciales para reconfortar a nuestros hijos y hacerles más llevadera la situación.

 

¿Tienes dudas? Compra una video lllamada y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.