Pokémon GO y seguridad infantil: consejos para proteger a nuestros hijos de los peligros de la “realidad aumentada”

Valora este artículo
[Total: 8    Average: 5/5]

accidentes-y-pokémon-GO-accidentes-viales-en-niños-adicción-a-los-videojuegos-en-niños-y-adolescentes-adicción-a-pokémon-GO-300x225Pokémon GO y seguridad infantil: consejos para proteger a nuestros hijos de los peligros de la “realidad aumentada”.

Hace apenas unas semanas, las palabras Pokémon, Pikachu o Bulbasaur poco o nada decían a muchos de nosotros. Sin embargo, hoy en día Pokémon GO está en boca de todos, despertando fascinación y preocupación a partes iguales. En muy poco tiempo, esta nueva app de Nintendo ha sido descargada en millones de Smartphones de medio mundo y ha revolucionado a varias generaciones de gamers. Y es que Pokémon GO abre la puerta a una nueva forma de entretenimiento, donde realidad y ficción comparten el mismo escenario. Aunque los “videojuegos de realidad aumentada” pueden ser una forma de diversión muy positiva para nuestros hijos, también están asociados a ciertos riesgos y peligros que debemos evitar. Por eso, hoy os aclararemos algunas dudas sobre Pokémon GO y os daremos una serie de consejos para proteger la seguridad de vuestros hijos.

 

¿Qué es Pokémon GO y en qué consiste?

Pokémon GO es un videojuego de aventura que consiste en cazar criaturas Pokémon (como Pikachu, Charizard, Bulbasaur etc.), entrenarlas y hacerlas luchar para ganar competiciones. Lo novedoso de este juego es que hace uso de la “realidad aumentada”, a través de la cual podemos introducir elementos ficticios en nuestro mundo real.

Así, utilizando un Smartphone podemos ver seres virtuales como los Pokémon e interactuar con ellos en las calles de nuestra propia ciudad. Haciendo uso del GPS del teléfono, esta app es capaz de detectar nuestra localización y compararla con la posición de las criaturas en el mundo virtual, alertándonos cuando estamos cerca de alguna. Una vez recibimos la señal de que hay un Pokémon en los alrededores, podemos verlo utilizando la cámara del Smartphone, lanzarle una Poke Ball (también de forma virtual) y guardarlo en nuestra colección. Luego entrenaremos a nuestros Pokémon y nos batiremos en duelo con otros jugadores.

 

¿Qué ventajas tiene Pokémon GO para niños y adolescentes?

Hasta ahora, los videojuegos han sido uno de los principales impulsores del sedentarismo entre la población infantil y adolescente. La necesidad de usar una videoconsola o un ordenador para jugar, hace que ésta sea una actividad de interior, que se realiza en casa y, generalmente, sin compañía. Pasarse horas sentado frente a una pantalla es particularmente dañino en niños y adolescentes, no sólo porque perjudica su forma física (dando lugar a problemas de salud como el sobrepeso y la obesidad), sino porque limita sus relaciones sociales.

Para romper con esta tendencia, los nuevos videojuegos de realidad aumentada están enfocados a estimular la actividad física de los jugadores, así como sus interacciones sociales. La necesidad de ir en busca de Pokémon, u otros tesoros, hace que los niños tengan que salir a la calle, moverse por la ciudad y encontrarse con otros jugadores en aquellos sitios donde realidad y ficción se unen. Todos hemos podido ver, durante las últimas semanas, grupitos de jóvenes que salen a “cazar” juntos por la ciudad o que se reúnen en puntos clave donde se realiza alguna actividad relacionada con el juego. En este sentido, el ser capaz de romper con el sedentarismo y el aislamiento de muchos jóvenes es un punto a favor de Pokémon GO y de la nueva generación de videojuegos.

Mi hijo juega a Pokémon GO, ¿qué riesgos corre? ¿Cuáles son los peligros asociados a Pokémon GO?

Mucho se ha hablado últimamente de los riesgos que tienen, o pueden tener, esta nueva generación de videojuegos de realidad aumentada. El hecho de que los niños o jóvenes salgan a la calle conectados a un teléfono móvil cuya localización puede ser rastreada, es algo que trae de cabeza a muchos padres. Además, todos hemos sido testigos del efecto “zombi” que este juego está creando entre la población. A continuación haremos una lista de los problemas o riesgos más típicos asociados a este juego:

  • Adicción a los videojuegos: como cualquier otro videojuego, Pokémon GO puede crear adicción. Divertirse con este tipo de pasatiempos es bueno, siempre y cuando se haga de forma responsable. Las obsesiones y adicciones en niños y adolescentes suelen derivar en otros trastornos físicos y psicológicos.
  • Accidentes asociados a Pokémon GO: los juegos de realidad aumentada incrementan el riesgo de accidentes, pues se desarrollan en la calle. Los jugadores, especialmente los niños, tienden a concentrarse demasiado en el juego y a abstraerse de la realidad, siendo más propensos a tropezar o a cruzar la carretera sin mirar. Por este motivo, muchas ciudades han puesto en marcha protocolos de concienciación que eviten, en la medida de lo posible, accidentes de circulación provocados por este tipo de juegos.
  • Uso de datos y micropagos dentro de la app: aunque Pokémon GO es una app gratuita, dentro de la aplicación se pueden adquirir algunas funciones de pago que ayudan a subir más rápido de nivel. Esto puede ser especialmente confuso para los más pequeños que, si no tienen bloqueado el sistema de compra en su teléfono, pueden llegar a realizar pagos. Además, esta app consume muchos datos, por lo que se puede incrementar la factura de teléfono a final de mes.
  • Violación de la privacidad: dado que el juego hace uso de los datos GPS del móvil, muchos padres temen que la localización de sus hijos pueda ser accesible a otras personas. También el acceso de esta app a otra información personal (cuenta de email, fecha de nacimiento etc.) ha creado bastante polémica.
  • Riesgo de robo o agresión por parte de desconocidos: Pokémon GO tiene el objetivo de sacar a los jugadores de casa y reunirlos en lugares donde puedan interactuar. Esto es especialmente positivo cuando los niños se juntan entre ellos, pero la diferencia de edad existente entre los jugadores hace que muchos padres desconfíen de las intenciones de algunos de ellos. El no saber con quién o qué se van a encontrar nuestros hijos crea mucha preocupación, que se agrava al saber que ya se han dado casos, aunque escasos y puntuales, de jugadores que han sido robados o agredidos.

¿Cómo podemos mejorar la seguridad infantil en juegos como Pokémon GO? Consejos para padres preocupados.

Ahora que ya sabemos en qué consiste el juego y a qué riesgos o peligros nos enfrentamos, necesitamos saber cómo podemos proteger a nuestros hijos de los aspectos negativos de Pokémon GO y la “realidad aumentada”.

  • Conoce el juego y participa: antes de dejar que nuestros hijos, especialmente los más pequeños, se sumerjan solos en este nuevo mundo de los videojuegos, sería buena idea jugar con ellos las primeras veces. No sólo compartiríamos un momento de entretenimiento con ellos, sino que además sabríamos de primera mano los pros y contra de este juego.
  • Bloquea la opción de pagos del teléfono móvil: para evitar que nuestros hijos hagan compras innecesarias, podemos bloquear esta opción en el Smartphone que utilicen ellos. Además, dado que esta app consume muchos datos, debemos ser cuidadosos para evitar sorpresas en las facturas de teléfono.
  • Controla las horas que dedican a los videojuegos: ya sea Pokémon GO o cualquier otro videojuego, prestar atención a los signos de adicción es esencial. Los niños y adolescentes deben llevar una vida equilibrada en todos los aspectos, y obsesionarse con juegos hará, irremediablemente, que abandonen otras facetas de su vida.
  • Pon límites: puedes establecer zonas de la ciudad donde pueden jugar tranquilamente y especificar otras a las que no quieres que se acerquen. Esto será especialmente útil en los más pequeños, que pueden empezar a salir a jugar a la calle, pero sin alejarse demasiado ni ponerse en riesgo.
  • Fomenta la atención y la seguridad vial: asegúrate de que entienden los riesgos asociados a la circulación vial y que, pese al juego, se mantienen alerta. Mirar antes de cruzar y tener cuidado de vigilar por dónde pisan es importante para evitar accidentes.
  • Enséñales a respetar la propiedad privada: un gran problema de esta app es que a veces los Pokémon aparecen en zonas privadas, como en el jardín de una casa o incluso en un cementerio. Para evitar situaciones embarazosas, debemos ser cuidadosos de que nuestros niños sepan dónde pueden jugar y dónde no está permitido hacerlo.
  • Acompáñales a los lugares más apartados o a las reuniones: lo ideal es que los niños no vayan nunca solos. Fomenta que formen grupos de amigos para salir a “cazar pokémon” y asegúrate de que algún adulto les acompaña a las zonas más inseguras. Estando con ellos en aquéllos puntos donde se reúnen con otros jugadores no sólo nos hará sentir más seguros, sino que además podremos ser testigo de cómo y con quién se relacionan.
  • Cómprales una batería extra, o un cargador portátil: esta app hace uso de muchas funciones del teléfono, por lo que no es de extrañar que la batería se agote en poco tiempo. Si quieres que tu hijo no se quede incomunicado mientras sale a jugar, una buena opción sería que llevara un cargador USB portátil o una batería extra.

 

¿Tienes dudas? Compra una video llamada y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.