Viajar con niños: cómo hacer el trayecto ameno y cómodo

Valora este artículo
[Total: 11    Average: 4.5/5]

actividades con niños, consejos para viajar con niños, seguridad al viajar con niños, seguridad infantil, silla de coche, vacaciones con niños, vacaciones en familiaViajar con niños: cómo hacer el trayecto ameno y cómodo

Uno de los grandes dilemas cuando viajamos con niños es el trayecto de ida y vuelta al lugar de destino. Un viaje largo puede ser muy cansado para ellos, especialmente cuando son muy pequeños, y bastante estresante para los papás. Sin embargo hay ciertas medidas que podemos tomar para hacer del trayecto una experiencia enriquecedora y amena.

 

  1. Planificación. Siempre que se viaja con niños el primer paso es planificar el viaje con antelación. Hay que tomarse un tiempo para decidir a dónde ir, cómo llegar allí y qué es necesario llevar. Así evitaremos muchas situaciones estresantes y viajaremos más confiados.

 

  1. Previsión. Con independencia del medio de transporte que usemos es necesario llevar con nosotros todo aquello que creamos que podemos necesitar, especialmente si se viaja en avión pues no podremos acceder al equipaje facturado. Tener a mano un pequeño botiquín, una muda limpia y artículos de aseo. Se debe llevar comida suficiente para todo el trayecto y bebida abundante, ya que los niños tienden a deshidratarse más durante los viajes.

 

  1. Es muy importante asegurarse de que nuestros hijos viajan seguros. Si vamos en transporte público habrá que informarse sobre las medidas de seguridad de la compañía con la que viajamos, que generalmente varían en función de la edad del niño. Si viajamos en un vehículo privado es muy recomendable hacerle una revisión antes de partir para asegurarse de que todo está en orden, llevar sillitas homologadas adaptadas al tamaño y peso del niño y comprobar que estén bien ancladas. Cuando se trata de niños pequeños o bebés recordar colocar la silla en dirección contraria a la marcha es más seguro. Se debe conducir con calma y cautela y hacer paradas cada dos horas aunque el niño esté dormido, ya que ayudan a que el conductor se despeje y esté más descansado.

 

  1. El trayecto al lugar de destino puede ser agotador e irritante para los niños pequeños. Una buena solución es hacer coincidir el viaje con sus horas de sueño, evitando así que se aburran e inquieten. Cuando esto no sea posible habrá que proveerse de juguetes que les entretengan así como pensar en actividades que tanto adultos como niños puedan disfrutar. Un viaje largo puede ser una buena oportunidad para interactuar con nuestros hijos y estimularles. Cantar, contar cuentos e inventarse juegos creativos contribuyen a fomentar su imaginación a la vez que les mantienen entretenidos.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.