Regurgitaciones y vómitos en bebés, ¿cuándo preocuparse? ¿Qué es la Estenosis hipertrófica de Píloro?

Valora este artículo
[Total: 274    Average: 4.6/5]

vómitos en bebes, regurgitaciones o bocanadas en bebes, estenosis hipertrófica de píloro en bebes, vómitos repetidos en bebes, cirugía en bebe

Regurgitaciones y vómitos en el bebé. Diferencias entre la regurgitación o bocanada y los vómitos. Una causa de estos vómitos es la Estenosis hipertófica de Piloro.

Una consulta frecuente en el pediatra son las expulsiones de leche tras las tomas del bebé. Hay que diferenciar entre una simple regurgitación o bocanada y un vómito:

  • La regurgitación o bocanada es la eliminación, sin realizar esfuerzo alguno, de una pequeña cantidad del alimento, tras acabar la toma o incluso más tarde.
  • El vómito, en cambio, es la expulsión de forma brusca y forzada de una cantidad importante de alimento.

 La regurgitación suele ser muy frecuente y no tiene importancia alguna, mientras la curva de crecimiento no esté alterada, sin embargo la presencia de vómitos suele ser el inicio de alguna enfermedad.

Una de las causas posibles de estos vómitos en los recién nacidos y lactantes pequeños es la llamada “estenosis hipertrófica de píloro”.

 

¿Qué es la Estenosis hipertrófica de Píloro?

Es un estrechamiento de la válvula de salida del estómago, es decir, del canal del píloro. Esto hace que el alimento no pueda pasar con facilidad del estómago al intestino delgado y las contracciones del estómago hacen que el alimento sea expulsado hacia la boca en forma de vómito.

 

¿Cuáles son los síntomas de la Estenosis hipertrófica de Píloro?

Los primeros síntomas aparecen entre las 3 y 8 semanas de vida.

El síntoma principal es el vómito. Es un vómito con mucha fuerza, debido a las contracciones que hace el estómago para salvar el obstáculo de salida y que suele aparecer a la media hora de haber comido. Tiene como característica que el bebé tiene apetito inmediatamente después del episodio del vómito, algo que no ocurre cuando el vómito se debe a una gastroenteritis por ejemplo. Se suele llamar “vómito a chorro”.

El bebé suele estar irritable porque tiene hambre y su estado general no está afectado a menos que los vómitos lleven ya demasiados días de evolución.

 

Cuándo sospechar una estenosis hipertrófica de píloro

Todo bebé que presente vómitos tiene que ser visto por el pediatra. El pediatra descartará esta enfermedad con una serie de preguntas a la familia y con la exploración del bebé. En algunos casos se puede palpar una pequeñita tumoración en el centro abdomen que no es más que la válvula del píloro engrosada.

El diagnóstico definitivo nos lo da la ecografía abdominal que es diagnóstica en el 100% de los casos.

 

¿Cuál es el tratamiento de la estenosis hipertrófica de píloro?

El tratamiento de la estenosis hipertrófica de píloro siempre es quirúrgico. Se trata de una cirugía sencilla pero imprescindible y la recuperación es muy rápida.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.