Consejos para tratar la intolerancia a la lactosa

Valora este artículo
[Total: 23    Average: 4.6/5]

young boy has a bellyache

Consejos para tratar la intolerancia a la lactosa

Muchas personas tienen intolerancia a la lactosa, es decir, no pueden digerir la lactosa, el azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos. La lactosa sin digerir no hace daño, pero puede provocar síntomas molestos. Afortunadamente, es posible reducir estos síntomas si se limita la ingestión de lactosa.

Encuentra el límite de su hijo/a

Muchas personas con intolerancia a la lactosa piensan que no pueden consumir ningún producto lácteo. Pero en realidad es posible comer o beber pequeñas cantidades de lácteos sin tener síntomas.
Para encontrar el límite de tu hijo/a, toma nota de lo que come y bebe, así como de los síntomas que experimenta. De esta forma podrás descubrir cuáles son los productos lácteos que tolera y en qué cantidades.

Lácteos                                                     No lácteos
Leche, crema…………………Bebida de soja, bebida de arroz, sustituto de crema.
Queso …………………………Algunos quesos maduros.
Mantequilla, margarina………Margarina sin leche, aceite vegetal.
Helado ………………………..Sorbetes de fruta, helados de zumos.

 

Consejos para evitar los síntomas:

  • Elije productos lácteos con bajo contenido de lactosa, como quesos maduros (manchego, parmesano y cheddar).
  • Consume alimentos con fermentos activos, tales como yogur. Los fermentos activos facilitan la digestión de la lactosa.
  • Cuando consuma productos lácteos, combínalos con otros alimentos para reducir los síntomas.
  • Cuando cocines, usa zumo de frutas en lugar de leche.
  • Evita que ingiera muchos alimentos con alto contenido de lactosa (como leche, mantequilla y helado) a la vez.

Haz que ingiera otros alimentos ricos en calcio.
Al consumir menos productos lácteos, tu hijo/a ingerirá menos calcio. Consulta a su pediatra si debe tomar suplementos. Además, trata de que consuma más alimentos no lácteos, ricos en calcio, tales como:

  • Brócoli, col, hojas de nabo.
  • Pescados con espinas comestibles (sardina en lata).
  • Brotes de soja.
  • Alubias rojas y blancas.
  • Almendras y avellanas.
  • Zumo de naranja, bebidas de soja y arroz, con calcio añadido.

 

¿Tienes dudas? Compra una video consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.