Cómo detectar los problemas visuales en los niños

Valora este artículo
[Total: 11    Average: 4.3/5]

miopia en niños, hipermetropía en niños, astigmatismo en niños, ambliopía en niños, ojo vago en niños, estrabismo en niños, fracaso escolar en niños.

Empieza el colegio y conviene que los niños acudan al colegio en las mejores condiciones posibles: bien comidos, bien descansados, bien calzados y sin  problemas visuales ni auditivos que les impidan captar todo lo que allí se cuece y acaben en fracaso escolar.

Actualmente los problemas visuales suelen diagnosticarse en la infancia, sobre todo si se piensa en ellos. De hecho, uno de cada cinco niños en edad escolar es posible que necesite corrección visual. La detección y el tratamiento temprano de estos problemas y su corrección pueden evitar la progresión de la pérdida de la vista y prevenir alteraciones importantes en la edad adulta. Los expertos dicen que es a los 3 años cuando debería realizarse una exploración de la agudeza visual, sin tener en cuenta las que los pediatras efectuamos en los recién nacidos para detectar problemas congénitos.

Miopía, astigmatismo, hipermetropía, ambliopía, estrabismo son los problemas oculares más frecuentes, los comentamos:

Miopía: Dificultad para ver correctamente los objetos que se encuentran lejos. Los miopes suelen fruncir el ceño para enfocar, esta dificultad hace que el niño se muestre más tímido y despistado y que prefiera las actividades que utilizan la visión de cerca como la lectura y las manualidades.

  • Hipermetropía: Dificultad para ver correctamente los objetos cercanos, el niño intenta enfocar y son frecuentes los dolores de ojos, de cabeza, el parpadeo frecuente y el lagrimeo. Esta dificultad hace que el niño prefiera las actividades al aire libre.
  • Astigmatismo: los objetos se ven deformados tanto de cerca como de lejos y puede asociarse tanto a miopía como a hipermetropía.
  • Ambliopía: es lo que ha dado en llamarse comúnmente “ojo vago”. Se trata de una pérdida parcial de la visión en uno o en ambos ojos, no se corrige con lentes, pero se puede tratar y corregir si se detecta precozmente, antes de los 7 años.
  • Estrabismo: Es la pérdida del paralelismo de los ojos y la consiguiente desviación ocular, el niño bizquea, es importante el diagnóstico precoz para evitar las complicaciones en su corrección.

Síntomas de tu niño/a que hay que vigilar en casa por si requieren consulta y estudio:

  • Se sienta muy cerca del televisor.
  • Se queja de dolor de cabeza y de ojos cansados.
  • Escribe con la cara pegada al papel.
  • Frunce el ceño para ver algo que está lejos.
  • Tiene dificultades para leer algo que está lejos.
  • Pierde el interés por la lectura y los estudios.
  • Tiene dificultades para correr y sus movimientos son torpes.

Muchos de los problemas oculares son simples y se corrigen con gafas, actualmente las hacen muy bonitas y divertidas, pero hay que tener tacto, elegirlas juntos, que le gusten y que sean resistentes. Se aconseja los cristales orgánicos y con el puente cómodo que se amolde a su nariz. La actitud de los padres  ante la necesidad de gafas es importante  para que no se opongan a utilizarlas por temor a las burlas en casa y en el colegio.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.