El estreñimiento en niños y bebés ¿Qué es?

Valora este artículo
[Total: 17    Average: 4.2/5]

estreñimiento en niños y bebes, cacas duras en niños y bebes, defecación dolorosa en niños y bebes, cacas voluminosas en niños y bebesLas dudas sobre estreñimiento infantil son frecuentes en la consulta de Pediatría, el estreñimiento puede presentarse en todas las edades: recién nacidos, lactantes, niños pequeños o en niños más mayores, incluso adolescentes suelen consultar por dolor de barriga, deposiciones duras, fiebre,…etc. Representan entre un 3% y un 5% de las consultas de pediaría.

El estreñimiento consiste en la disminución de la frecuencia de las deposiciones o bien que éstas sean muy duras produciendo dolor en la evacuación.

Las causas suelen variar en función de la edad pero en la mayoría de los casos la dieta y  un cambio en los hábitos higiénicos se resuelve el problema, algunos medicamentos utilizados de forma puntual pueden ayudar a conseguir antes la normalización del reflejo gastro cólico.

La definición de estreñimiento es algo complicada pues la frecuencia “en hacer caca” varía mucho con la edad.

La media en un recién nacido es de 2-3 cacas al día, normalmente después de las tomas y al final del primer año lo normal son entre 1 y 2 cacas/día. En preescolares, escolares y adolescentes, igual que en adultos, la frecuencia normal tanto puede ser de tres deposiciones/día a tres deposiciones a la semana. Por lo general, los niños entre uno y cuatro años defecan al menos una vez al día.

Se habla de estreñimiento funcional  cuando no se encuentra una causa orgánica que lo justifique, lo que ocurre en la mayoría de los casos.

Actualmente la Asociación Española de Pediatría enuncia unos criterios para diagnosticar de estreñido a un niño. El diagnóstico ha de incluir al menos dos de los siguientes criterios, que deben presentarse una vez por semana como mínimo y durante al menos dos meses:

  • Menos de tres deposiciones a la semana.
  • Al menos un episodio de incontinencia fecal por semana.
  • Existencia de posturas o actitudes retentivas para evitar la defecación.
  • Defecación dolorosa.
  • Heces de gran diámetro en el recto o palpables a nivel abdominal.
  • Deposiciones excesivamente voluminosas que obstruyen el WC.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta online y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.

Si te ha gustado, COMPARTE, ayúdanos a crecer, gracias !!!