¿Por qué siempre está con mocos y tos? Las vegetaciones.

Valora este artículo
[Total: 235    Average: 4.5/5]

¿Por qué siempre está con mocos y tos? Las vegetaciones.

Niños que están semanas con moco que no echan y tos de noche y ningún jarabe les hace nada

Las vegetaciones forman parte de la primera barrera de defensas del cuerpo en la garganta junto con las amígdalas. Aumentan de tamaño cada vez que tenemos una infección en la nariz o la garganta.

Una vez pasada la infección se reducen al tamaño normal, pero si las infecciones son muy frecuentes, cosa habitual en los preescolares, no hay tiempo para que se reduzcan que ya se les está pidiendo que trabajen otra vez, por lo que van creciendo y ocupando cada vez más espacio en una zona de por si pequeña a estas edades.

El resultado es que casi todos los preescolares entre catarro y catarro presentan una serie de síntomas habituales:

  • Moco espeso.
  • Se nota cuando tose que tiene moco y no lo echa.
  • Ronca por la noche.
  • La tos es más intensa por la noche y al levantarse.
  • Respira con la boca abierta sobre todo al acostarse.
  • Con los lavados nasales, sale poco o nada y se sigue oyendo moco en la garganta.

Mientras el niño está de pie el moco cae continuamente por la garganta y se lo va tragando. Si en algún momento ese moco va hacia los pulmones, tose como un mecanismo reflejo de protección de los pulmones que no acepta nada más que aire, pero esto durante el día solo ocurre esporádicamente. Solo tose con los cambios bruscos de postura, si corre, al reír o llorar.

Al hacer lavados nasales no sale nada, pues en la nariz no hay mocos.

Cuando el niño se acuesta, las anginas caen hacia atrás, igual que la campanilla, con lo que el poco paso espacio que quedaba para el paso de aire se tapona. Como resultado el niño ronca, el moco se acumula en la garganta y se escurre hacia el oído, por eso por la noche suelen doler más los oídos. Tras un rato acostado, la garganta está completamente ocupada de moco de forma que ya no puede respirar ni por la nariz ni por la boca. En ese momento el niño se despierta tosiendo y con la sensación de ahogo, tras varios golpes de tos, consigue expulsar el moco de la zona y vuelve a dormirse de nuevo hasta que vuelve a repetirse todo el proceso una y otra vez toda la noche.

 

Tratamiento de las vegetaciones

A pesar de no ser un problema grave, se trata de niños poli medicados que llevan semanas tomando mucolíticos, antihistamínicos, antitusígenos sin ningún resultado. No están peor, pero no mejoran. Cuando las vegetaciones son muy grandes la única solución es operar.

 

La intervención está indicada si:

  • Se empiezan a deformar lo dientes y el paladar
  • Hay infecciones de oído de repetición. Las adenoides o vegetaciones aumentadas de tamaño están justo en la salida del moco de los oídos hacia la garganta, si esta salida se tapa, la retención de moco en los oídos favorece las infecciones de este.
  • Si duerme muy mal y presenta apneas de sueño, es decir ronca hasta interrumpir la respiración más de 10 segundos seguidos. Son niños que están muy cansados.
  • La imagen radiológica también ayuda a decidir cuando queda menos de medio centímetro para el paso de aire.
  • La edad, no suelen operarse antes de los 2 años, aunque siempre hay excepciones, pues las vegetaciones se reproducen con facilidad y nos podemos encontrar de nuevo en la misma situación ya que estamos en una edad en que son muy frecuentes los catarros y las infecciones de vías altas.

RESUMEN: La intervención tiene sus indicaciones, los medicamentos sus limitaciones. Si está para operarlo, hacerlo. Si no lo está, no le deis medicamentos.

Si la tos se hace mucho más frecuente, si se le cae moco de forma continua o tiene fiebre, es que tiene algo más aparte de su problema de vegetaciones.

 

¿Tienes dudas? Compra una consulta y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.