Efectos secundarios y reacciones de los niños y bebés a las vacunas

Valora este artículo
[Total: 42    Average: 4.6/5]

efectos-secundarios-de-las-vacunas-reacciones-a-las-vacunas-en-niños-reacciones-a-las-vacunas-en-bebes-anafilaxia-por-vacunas

Efectos secundarios y reacciones de los niños y bebés a las vacunas

La generalización de las vacunas ha sido uno de los mayores hitos médicos de los últimos tiempos. Su función es la de prevenir enfermedades en niños y bebés que son evitables y mejorar, por tanto, la salud y calidad de vida de las personas. Las vacunas funcionan mejor cuando todos los miembros de una comunidad están vacunados, es decir, cuanta más gente esté inmunizada frente a una determinada enfermedad, menor es la probabilidad de que aparezcan brotes de la misma.

Como las vacunas tienen que ser seguras para el mayor número de personas posibles, se desarrollan siguiendo estándares de seguridad muy altos. Se requieren años de pruebas antes de que una vacuna pueda salir al mercado y una vez que está en uso se sigue monitorizando y controlando. Por ello, cada año las vacunas son más efectivas y seguras. Sin embargo, como ocurre con cualquier otro medicamento, existen algunos riesgos asociados al uso de vacunas. Cada niño o bebé reacciona de forma diferente y no se puede saber con anterioridad cómo va a afectar una vacuna o medicamento al organismo de una persona en concreta.

Tipos de reacciones adversas

Generalmente los efectos secundarios de las vacunas son leves o moderados y no dejan secuelas permanentes. Pueden ser reacciones locales, bastante frecuentes, y reacciones sistémicas, que suelen aparecer en sólo un 10% de los casos.

 

Reacciones locales a las vacunas: dolor, tumefacción y enrojecimiento en el lugar de la punción que aparece durante las primeras 48 horas y remiten al cabo de uno o dos días. También puede ser que tras la aplicación de determinadas vacunas, como la tos ferina, la zona de la punción se endurezca y aparezca un pequeño bulto, que tenderá a desaparecer espontáneamente en unos días. En el caso de inmunización frente a la varicela podrían aparecer reacciones locales en forma de vesículas. Como reacciones más graves y mucho menos frecuentes podrían aparecer inflamación, edemas e infecciones.

 

Reacciones sistémicas de las vacunas: la más habitual es la fiebre, especialmente tras la triple vírica. Suele aparecer entre 4 y 15 días después de la vacunación y, dependiendo su intensidad, se recomendaría el uso de antitérmicos y revisión pediátrica, especialmente cuando la fiebre se mantiene más de 24-48 horas. Otras reacciones comunes incluyen irritabilidad, dolor muscular, malestar general, cefalea, vómitos, diarreas y erupciones cutáneas de breve duración.

 

Además, pueden aparecer otras reacciones sistémicas más graves pero mucho menos frecuentes (aproximadamente 1 caso por cada millón de vacunas) como son: anafilaxias (reacciones alérgicas de gran gravedad) y reacciones neurológicas como convulsiones, encefalitis, parálisis, meningitis y alteraciones de la consciencia.

 

¿Tienes dudas? Compra una video llamada y uno de nuestros pediatras te llamará inmediatamente.